Cobertura Qatar 2022

Don Luis vive de la caridad; pide solidaridad y respeto

Don Luis vive de la caridad; pide solidaridad y respeto

 

Luis Ledezma Hernández de Ordaz, es una persona de aproximadamente 60 años, que vive en situación de calle, se alimenta de apoyos que le ofrece la ciudadanía que lo conocen y que saben que no se dedica a dañar a los demás.

Platicó que es originario de Oaxaca y llegó a este municipio en tren, a la edad de 19 años en busca de trabajo, primero se dedicaba a ser huesero y después trabajó en un puesto de antojitos, sin embargo, durante varios años cayó en el alcoholismo, y aunque ahora ya no bebe, su vida continua en desdicha.

“No me acuerdo cuantos años tengo, no tengo familia, me la llevo con lo que me regalan, con lo que encuentro tirado, antes tomaba mucho, pero ya no tomo ahora solo me dedico a tratar de sobrevivir”, expresó.

El señor Luis vive en una casa abandonada ubicada sobre el boulevard Manuel Ávila Camacho esquina Francisco I Madero, en Coatzacoalcos; lugar que pese a estar en deterioro le da la tranquilidad de tener un refugio por las noches y durante las inclemencias del tiempo.

Dentro de esas paredes que se están cayendo a pedazos el señor Luis Ledezma pasa parte del día, ahí descansa en un mueble que le obsequiaron, cocina a leña los alimentos que le regalan en el mercado y pernocta durante las noches.

La pobreza en la que se encuentra no le permite tener un aspecto decente, por lo que muchas personas lo discriminan y le niegan alimento cuando se acerca a pedirlo, pero hay quienes saben que todos los días sale a las calles en busca de comida sin molestar o dañar a sus semejantes.

 Todos los días se le puede encontrar en lo que antes se le conocía como el viejo malecón, ahí se sienta a descansar en espera de que alguien le regale comida o cualquier tipo de apoyo.

Si deseas donarle algo el señor Luis acepta ropa, zapatos y alimento.

Aseguró no agredir a nadie por lo que también pidió a la población que si no desean apoyarlo al menos que no lo corran de donde se acerque a descansar o lo maltraten.