Crisis en el Gómez Farías; acumulan desechos y colapsa techo en urgencias

Además denuncian que no les han pagado a personal eventual

El Hospital Regional "Valentín Gómez Farías" atraviesa una de sus peores crisis, ya que trabajadores han denunciado la acumulación de desechos contaminantes desde hace dos semanas, ropa de hospital de Covid-19 sin lavar por cuatro meses e irregularidades en los pagos del personal eventual. 

Una trabajadora de la institución médica de manera anónima, informó que también parte del techado del área de Urgencias el viernes pasado colapsó y aunque no hubo lesionados el personal se llevó un gran susto. 

Crisis en el Gómez Farías; acumulan desechos y colapsa techo en urgencias

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD

Asimismo, expuso que hay severas filtraciones en el área de COVID 2 donde el plafón con tablaroca está reblandecido y en cualquier momento puede caer sobre los pacientes que ingresan y salen del lugar.

Comentó, que lo más sorprendente de las pésimas condiciones en que se encuentra el nosocomio en cuanto a la infraestructura es que apenas a finales del año pasado Los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER) que esta a cargo de Roberto Ramos Años, destinó una inversión millonaria de poco más de 20 millones de pesos para la remodelación de Urgencias, y otras áreas del lugar, incluyendo la construcción del domo que se ubica en la entrada principal.

“El detalle de la remodelación es que fue muy rápida no tardaron ni tres meses en hacerla y fue con mano de obra muy barata así como la mayoría de los insumos que se utilizaron para la proyección, entonces el viernes en el cambio de turno les cae parte del techado que está compuesto de tabla roca, con plafón y aranceles de metal, ya que hay filtraciones de los climas que provienen del área de ginecóloga y ese problema empezó a los dos o tres meses que abrieron el servicio y aunque se reportaron sólo se pintó y remacho pero no fue un trabajo profesional”, afirmó.


PUBLICIDAD

Agregó, que incluso este último trabajo que se realizó sólo fue para justicia una inversión millonaria que nunca se vio reflejada en la mano de obra. 

“Nada más fue un trabajo que se justificó, por ejemplo, una cubeta selladora que costaba mil 800 lo justificaban con 10 mil pesos, es algo que me comentaron los compañeros de mantenimiento, ya que yo me llevaba con ellos; entonces si se vio muy evidente que fue un desfalco millonario lo que se llevó la remodelación de Urgencias que se logró gracias a una licitación que se ganó con el gobierno federal”, contó.

A su vez, refirió que el proyecto para la remodelación fue ganado por el subdirector Julio Morales y otros trabajadores, los cuales una vez que obtuvieron el beneficio fueron removidos de la licitación, por lo que quedó a cargo SESVER. 

INUNDADOS DE BASURA COVID Y ROPA PARÁ PACIENTES 


PUBLICIDAD

Por otra parte, refirió que el área de estacionamiento de las ambulancias se encuentran llena con desechos que en su mayoría fueron ocupados por paciente con Coronavirus, ya que debido al problema de hace días atrás que se cerró el basurero de Villa Allende el municipio actualmente no está llevándose esa basura.

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital

“Ahorita la mayoría es basura contaminada de COVID, porque ahorita toda la basura es contaminada, pues se sabe que la primera planta del hospital es Covid, terapia también lo es y el segundo nivel que es Covid 2 igual y sí se sacan grandes cantidades de basura de las áreas contaminadas si es una infección que está ahí”, dijo.

“Además el aumento se elevó en el aspecto de cantidades por el hospital pero hay un almacén donde tienen la basura de covid pero toda la que salió de ahí es basura contaminada también pero municipal entonces no se la han llevado y ya abarcó el estacionamiento del las ambulancias”, reveló.

De igual forma, expuso que desde hace cuatro meses parte de la azotea del nosocomio almacena ropa sucia que fue ocupada por pacientes con el virus del SARS-COV-2, la cual no ha sido llevada a lavar desde entonces por la empresa subrogada. 

imagen-cuerpo

“Llevan meses que no la recolectan y no van por ella, la empresa que ganó la subrogación es una porquería; tiene esa empresa desde hace cuatro meses que no se hace responsable de llevarse en tiempo y forma la ropa y sobre todo ahorita que es contaminada porque cuando las prendas son envueltas en bolsas blancas es porque están contaminadas y no se la han llevado y es otro problema”, señaló. 

Finalmente, la trabajadora, afirmó que lo correspondiente al pago de la actual quincena no ha sido dada al personal eventual y a los que han sido contratos por para el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD