Cobertura Qatar 2022

¿Impaciente por vacunarte? Aquí la solución

La impaciencia es una de las emociones que han comenzado surgir en la sociedad al ver que algunas personasya están vacunándosecontra COVID-19, mientras otras, no. Podemos sentirnos con la urgencia de recibir la dosis no solo para perder el miedo a enfermarnos, sino también para poder visitar a nuestros seres queridos sin la ansiedad de contagiarles. Además, ver que hay quienesviajan al extranjeroo incluso recurren a medidas desesperadas comodisfrazarse de adultos mayorespara vacunarse puede provocarnos presión y ansiedad.

¿Cómo evitar sentirnos así?

Hay un dicho que dice: la paciencia es unárbol de raíces amargas pero de frutos muy dulces. Actualmente, tenemos más que nunca arraigada la idea de que podemos tener mucho de lo que queramos con unos simples “clicks”. Podemos obteneren la puerta de nuestra casacomida, bebida, asistencia profesional y personalizada, incluso una nueva pareja –todo en cuestión de minutos–. El no poder obtener algo que queramos, sin importar nuestra posición socioeconómica, es un fuerte pero claro mensaje:si desarrollamos la paciencia, evitamos disgustos.

Cultivando el árbol de la paciencia

Suele decirse que no hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumple. Seguramente, podemos comprobarlopor experiencia propia: hemos sentido muchas ansias porque llegue un día determinado, y cuando nos damos cuenta, está ahí. Nos preguntamos: “¿a dónde se fue todo el tiempo? ¡Se pasó muy rápido!”. Recordar estas situaciones es muy útil para ser conscientes de queno podemos perder el presente esperando el futuro.

Así sea que nuestro turno de vacunarnos sea la próxima semana o en los próximos meses, es innegable que el momento llegará. Lo que ahora es real es quehay que seguir cuidándonosy haciendo tanto como podamos para detener la propagación del virus. Cuando menos lo esperemos,estaremos en filapara recibir nuestra dosis.

¿Impaciente por vacunarte? Aquí la solución