Cobertura-Elecciones-2021

¿Cómo explicarle que su Abue falleció?

Uno de los dramas más intensos que fractura a una familia es la muerte de un ser querido, y el suceso se intensifica cuando hay niños, que no alcanzan a comprender un deceso.

¿Cómo explicarles que ese abuelito que lo llevaba al parque ya no lo verá más? Sin embargo, es vital no descuidar el entorno infantil, buscar el momento para decirles con lenguaje adecuado a su edad; de no hacerlo, el pequeño o la pequeña podrán iniciar un proceso emocional muy tóxico.  

“Si a un niño no lo ayudas a entender por qué pasó lo que pasó o por qué siente lo que siente, ocurrirá que se va a sentir indefenso, perderá el control y, por tanto, le dará miedo, y de aquí en una caída de emociones habrá enojo, confusión, aislamiento, pesadillas, culpas, cambios de comportamiento escolar”, explica el tanatólogo Patricio Planas miembro de la Asociación Mexicana de Tanatología.

Entendiendo lo ocurrido

¿Cómo explicarle que su Abue falleció?

El también psiquiatra refiere el manejo puntual que se debe hacer con los menores que ya disciernen un poco el escenario.


PUBLICIDAD

Por ejemplo, si tienen de 9 a 12 años. ““Debido a su mayor comprensión, pueden sentirse abrumados e incapaces de expresar sus emociones ante la pérdida: no poder llorar o gritar como lo hacen los mayores. Ellos no viven el duelo por sí mismos, sino a través de sus padres o familiares cercanos. Una pequeña decía: ‘Me dolía mucho ver a mi papá llorar por su mamá muerta’. Y así es, muchas veces el niño o la niña directamente no está teniendo este nivel de desgracia porque no es su madre a la que pierde. Finalmente él o ella tienen a su padre, a su madre y a su mascota. Pero el dolor que le ocasiona el fallecimiento que sufren sus padres, le generará angustia e inseguridad”.

Escalones emocionales

Según el Child Mind Institute, por ningún motivo al menor se le debe impedir que participe en el sepelio.


PUBLICIDAD

Al permitírselo se le otorga la posibilidad de experimentar la sensación de una despedida definitiva que le ayuda a comprender qué es la muerte y a iniciar mejor el proceso de duelo, es aconsejable explicarle con anticipación qué verá y escuchará, y el por qué se realizan estos actos.

También sería conveniente que coloque sobre la tumba o dentro del ataúd un juguete o un dibujo, una algo que represente una despedida de su parte para el ser querido

Se recomienda que la persona más cercana al infante es quien debe darle la noticia, incluso si es uno de los padres. 

Palabras conscientes


PUBLICIDAD

Las frases que se utilicen como “se fue al cielo o está en una estrella”, se quedarán en su memoria para siempre. Pero por ningún motivo habría que decirle que sólo está dormido. Esto crea la esperanza de que el ser querido despertará en cualquier momento de ese largo sueño. Muchos niños, incluso, temen dormirse o lo hacen poco porque han asociado al sueño con la muerte.

   “Quizá sí le puedas decir que se fue al cielo, porque así es tu creencia, tu verdadera percepción de las cosas. Es tu explicación de la muerte, que es muy diferente entre las personas, los pueblos y las creencias.


PUBLICIDAD

No se recomienda abundar en detalles sobre cómo se produjo la muerte. Los niños se sienten consolados con un abrazo, con una mirada, con una canción más que con palabras. Es fundamental darles la información adecuada y apegada a lo que ellos pregunten y necesiten saber”, enfatiza el Dr. Planas.



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD