Cobertura-Elecciones-2021

Alimentación para tu cerebro

¿Pierdes las llaves…y las tienes en la mano? ¿No recuerdas un nombre o no logras aprenderte la fórmula química del agua? No es Alzheimer, quizás no estás alimentando a tu cerebro para que retenga y razone. Si cuidas tu cuerpo, tu piel y tu imagen personal; también hazlo con tu cerebro, él trabaja día y noche como una potente computadora, así que necesita el combustible nutritivo para esas 24 horas.  

Dime qué comes y te diré qué piensas 

Alimentación para tu cerebro

Un reciente estudio de la Universidad de Harvard aseguró que la clave para mantener y fortalecer la fibra mental de nuestro cerebro, es seguir un patrón de dieta saludable que incluya frutas, verduras, legumbres, granos enteros, proteínas de vegetales y pescado. Si a este régimen le agregamos ejercicio y suprimir malos hábitos como fumar y beber, tendremos habilidades cognitivas sorprendentes. (https://bit.ly/3rY4mKs) 


PUBLICIDAD

   

Nuestro cerebro es una intrincada madeja de neuronas nerviosas e hilos eléctricos, conectados gracias a los neurotransmisores; sustancias simples que transmiten los mensajes de un lado a otro. “Ciertos alimentos contienen sustancias que sintetizadas por tus neuronas permiten potenciar al doble nuestro cerebro. Estos son los que en lenguaje científico se llaman neurotransmisores (50 diferentes), responsables de la difusión de información a lo largo del sistema nervioso. Para formarlos se requieren determinados alimentos. Por ejemplo, los lácteos (quesos, leche y yogurt), huevos, pescados, carnes, leguminosas, frutos secos y frutas (plátano, piña, aguacate) aportan una sustancia denominada triptófano, imprescindible para sintetizar un neurotransmisor denominado serotonina que está relacionada con las emociones, la depresión, el control de la temperatura, del hambre y del sueño”, asegura la nutrióloga Julieta Ponce, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Subirán. 

Aliméntalo sanamente


PUBLICIDAD

Al comenzar el día, es importante que consumas un desayuno completo, que aporte energía al organismo, y mantenga en nivel la glucosa en sangre. Tu cerebro estará muy activo durante su jornada laboral. La también investigadora nos aporta algunos consejos de armonía alimenticia:  

GLUCOSA. El platillo preferido del cerebro es el carbohidrato, que se convierte en glucosa a través de su descomposición molecular. El cerebro come glucosa. En la mañana hay que desayunar alimentos dulces como las frutas, porque su actividad es mayor, sobre todo en concentración y atención. 

ANTIOXIDANTES. Los radicales libres (partículas, responsables del envejecimiento de las células), pueden afectar el trabajo cerebral. De ahí que es indispensable ingerir vitaminas C, E y beta caroteno, éstos se hallan en frutas, semillas y verduras como espinacas, brócoli y zanahorias. Unas cuantas almendras al día, nueces o frutos secos, suficiente vitamina E, este elemento impide que el cerebro vaya menguando su capacidad cognitiva. 

AMINOÁCIDOS. Sustancias provenientes de la descomposición de las proteínas, tienen efectos directos sobre las funciones mentales por ser 


PUBLICIDAD

precursores de los neurotransmisores. Incluye en tu dieta alimentos ricos en aminoácidos: carne roja, pollo, huevo, pescado, lácteos y legumbres. 

HIERRO.  Lo contiene alimentos de origen animal, así como frijoles, lentejas y habas. Que este mineral circule por tu sistema, ya que es el vehículo encargado de transportar oxígeno al cerebro.  Su deficiencia causa anemia. ” La falta de este elemento dificulta la memoria corta, la atención y la resolución de ecuaciones exactas”, apunta la doctora Ponce, quien finaliza” …Ah, y no se les olvide el líquido que mantiene el equilibrio mental y la concentración: el agua, tu materia gris se pintará de colores saludables”.


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD