Por Maquiavelo
Columna: Se dice
Lo que se puede esperar
2019-11-08 | 07:30:28

Dentro de las cortinas de humo que se acostumbran realizar cuando existen problemas tan graves y serios como la ejecución fallida de Culiacán y la más reciente, la ominosa masacre de la familia mormona de los Le Barón se especula que podría ser la operación Veracruz.


De qué manera se puede distraer la atención pública de la sociedad mexicana, ya se empezó con la obligación del tesorero consentido de la familia Duarte Macías, el cosamaloapeño Tarek Abdala, quien debe relatar los sucios manejos de los dineros públicos. También hay presiones para que no sean solo los priistas del pasado si se quiere hacer escándalo en grande, para que la cortina de humo sea más espesa, incluir la administración pasada del PAN y de esta manera para Andrés López Obrador y Cuitláhuac García, sería matar dos pájaros de un tiro.


Con esta operación Veracruz, podría desarrollarse el Primer Informe de Gobierno estatal de Morena con toda tranquilidad y el tema de ese evento sería muy diferente a realizaciones formales y la rampante inseguridad.


EU quiere eliminar los cárteles


Bien importante que el periódico The Wall Street Journal reconozca que son los estadunidenses los que alimentan y hacen crecer los cárteles de la droga en México, al gastarse cada año 150 mil millones de dólares en cocaína, marihuana, heroína, metanfetaminas y otros opiáceos.


De allí el gran interés del gobierno de Donald Trump para erradicar con una operación militar este crimen organizado, y con ello evitar la muerte y perdición de millones de norteamericanos adictos.


Sería una matanza de millones de jóvenes mexicanos que han sido reclutados.


Los medios siguen encabronados


Se entiende a la perfección el motivo que argumentan los columnistas y la gran mayoría de los medios impresos y audiovisuales que estén molestos con los gobiernos en el poder de Morena, tanto el federal como los estatales, el recorte del multimillonario del presupuesto de publicidad oficial fue muy severo, de allí que se aproveche esta prensa pagada por las administraciones neoliberales de las graves situaciones surgidas en Culiacán y con la masacre de la familia Le Baron,  para lanzarse con todo en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador.


Pasarse un largo año de este gobierno y no ver nada reflejado en sus bolsillos acostumbrados a que periódicamente recibían su millonaria mesada altera las neuronas y trabajan de más las hormonas que rigen el coraje.


Los impresos se miden un poco en sus portadas, pero los periodistas que trabajan en dichos  órganos noticiosos no se aguantan en partirle lo más cercano y cariñoso de la familia.


Se está llegando a los extremos de tener que cerrar o tratar de vender, en el caso de que se trate de las concesiones de audiovisuales, pero las existencias económicas se han agotado. No es un fenómeno local sino que se extiende a la mayoría de las entidades.


Durante el desarrollo de las conferencias de prensa mañaneras de López Obrador, los que hacen las preguntas casi todos son reporteros que trabajan en los medios digitales. Se desconoce si tienen algún número considerable de visitas o solo están en la mente del que escribe en esos espacios o de algún familiar despistado que tiene alguna curiosidad si realmente existe.

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018