Por Los Reporteros
Columna: Off the record
Tiene mucha cola Emilio Cárdenas Escobosa
2019-11-05 | 07:21:30

Decían los abuelos que para hablar hay que tener la lengua larga y la cola corta, algo que desconoce el presidente del Comité de Participación Ciudadana, José Emilio Cárdenas Escobosa, a quien se le olvida que tiene una cola muy larga.


Quiénes lo conocen aseguran que ha emprendido una campaña de desprestigio, como acostumbra en contra de quién le “estorba”, en el Sistema Estatal Anticorrupción, para seguir “haciendo como que trabaja” pero en realidad hace todo lo contrario.


En su intento de rebasar a las instancias de autoridad del Sistema Estatal Anticorrupción, incitó a una persona de sus incondicionales a falsos señalamientos en contra del Secretario Técnico del SEA, maestro Carlos Quiroz Sánchez, catedrático de larga y reconocida trayectoria y con una carrera exitosa como consejero electoral del INE.


Algo que no puede superar Cárdenas Escobosa, quien fue jefe de prensa de Javier Duarte, que ha brincado de un partido a otro, vulnerando la ética profesional y personal, por complacer sus intereses en la política veracruzana.


Trabajó con Miguel Ángel Yunes, con Fidel Herrera y después con Duarte, para terminar regresando con Yunes para que lo incrustara, con la intención de cuidarle la espalda, en el órgano anticorrupción.


Pero lo verdaderamente sorprendente es que hablando de ética y moralidad no tenga coherencia con sus acciones, pues promueve el nepotismo al interior del SEA, al tener en nómina a su yerno Eder Roberto y a su sobrina, Victoria Cárdenas, con sueldos muy por encima de lo que era su actividad laboral.


Y es precisamente el Secretario Técnico del SEA, Quiroz Sánchez, quien con la facultad que le otorga su cargo, despidió a los elementos que solo obedecían a intereses de Cárdenas Escobosa, algo que desató la ira del político, y ahora da “palos de ciego” en contra de quien trabaja con honestidad y transparencia.


Interesante sería hacer un comparativo de la declaración patrimonial de ambos funcionarios, pues siendo el Sistema Estatal Anticorrupción se debe de pregonar con el ejemplo.


Camiones son una pana


Los que no tienen cara con qué pedir aumento son los permisionarios, pues en años, por no decir décadas, no le han invertido ni un peso al transporte urbano en el puerto de Veracruz, algo que debía de preocuparle al alcalde, pues siendo un puerto histórico y ciudad turística, el servicio de transporte debería de estar a la altura.


El municipio le debe al sector turístico impulsar y promover esta mejora en el transporte, buscar convenios que beneficien a la ciudad, y en donde todos ganen, en imagen, servicio, calidad y sobre todo dejar de ser la nota chusca del día cada vez que un norte le vuele el techo a un camión urbano, algo inverosímil e impensable en cualquier ciudad turística.

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018