Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
La politización de la justicia es aberrante
2019-10-08 | 07:19:34

* ‘La #SCJN no es, ni puede ser, un partido de oposición’


 El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, sin duda ha sido un agente de cambio al interior de la institución, su mente abierta, su insistencia en el respeto irrestricto a los derechos humanos lejos de ideologías y tabús, lo han colocado en el agrado de millones de mexicanos que observan un vuelco en la manera de aplicar las leyes y corregir el mal trabajo que muchos estados y jueces de distrito realizan.


Es un defensor de las mujeres, al menos en derecho y por supuesto de la igualdad, pero lejos de su destacado desempeño y sus interesantes sentencias, se le ha colocado en las simpatías del presidente de la República y de ello también ha sabido defenderse cuando se ha pretendido tratarle de sumiso u subordinado, advirtiendo que el máximo tribunal “no es, ni puede ser, un partido de oposición. No es ese su papel, ni su función en una democracia constitucional”.


En su cuenta Twitter -porque además hay que reconocerle su vigencia y actualización- avaló el mensaje del investigador Diego Valadés, quien escribió en la red social que la Suprema Corte de Justicia no es ni debe ser un contrapeso del gobierno. “Tiene toda la razón el distinguido constitucionalista @dvalades. La #SCJN no es, ni puede ser, un partido de oposición. No es ese su papel, ni su función en una democracia constitucional” respondióel presidente de la Suprema Corte.


El ministro reiteró que la SCJN ha sido y seguirá siendo independiente y defensora de los derechos humanos de todos. “Poder equilibrador que controla la constitucionalidad. Ahí están nuestras sentencias, votos y debates. Lo demás no es sino retórica, casi siempre interesada. Seamos serios y responsables”, agregó el presidente de la Corte y así refutó señalamientos.


Cierto es, que lejos de cualquier señalamiento que se pretenda hacer, hay un arma poderosa que el ministro Zaldívar tiene en su poder. Los hechos hablan por sí solos y ello le ha valido sin número de reconocimientos que, aunque en no papel avalan esa nueva manera de impartir justicia y de exigir que ésta se aplique.


Por cierto que hablando de la autonomía e imparcialidad de un poder, justo aquí en Veracruz existe un debate por la conformación de éste, toda vez que algunos jueces han declarado que más allá de omitir la carrera judicial para ocupar las 13 vacantes para magistrados que existen, se camina a la politización de éste, toda vez que el propio gobernante le ha reconocido en reuniones que cuenta con muchas presiones políticas para proponer, ello resulta preocupante, pues no es aquí donde los partidos tienen que pedir. ¡así las cosas, queridos lectores, tengan ustedes excelente martes!

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018