Por Raúl López Gómez
Columna: Necesaria la paz del país
Necesaria la paz del país
2019-08-25 | 10:54:04

Las cifras que se tienen en materia de victimas en los primeros ocho meses y medio del nuevo gobierno de Morena, han ido al alza, y por lo mismo desde los que le ponen sal a la herida se le da difusión a lo que es el reflejo normal de un cambio de régimen,


Está claro, que la apuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, es el de obtener la paz por la paz misma, con acciones que inhiban al delito desde las ofertas de apoyos a los jóvenes.


Las ayudas a los pensionados y personas de la tercera edad, sin descartar a los que por alguna incapacidad física o mental de igual forma se les extiendan los apoyos económicos, que sirven mucho en una época difícil.


Las expresiones de la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, puso el dedo en la llaga, cuando se le barrió la información y dijo que había reuniones con grupos, y sin especificar, luego corrigió grupos de autodefensas, posterior a esto el presidente AMLO, salió a corregir la nota y dijo, que no hay dialogo con ningún grupo de los llamados de la delincuencia, ni de los auto-defensas, no quiere tratos, por eso la “regañiza” al subsecretario de gobernación, Ricardo Peralta, hizo muecas y mutis, al final que dijo que no fue para él.


Doña Olga Sánchez Cordero, con su prestigio, trayectoria, personalidad y talento, da realce al gabinete, y como se sabe de que no es una experta en política, pero está aprendiendo rápido a ver en los sótanos del poder, por lo que está haciendo su parte de forma exitosa y confiable.


Las estadísticas en materia de seguridad, están creciendo exponencialmente, pero se puede decir que es parte de una resistencia a un cambio de todos lados.


Los optimistas mensajes en la conferencia de prensa mañanera, las giras de fines de semana por diversas zonas del país, del presidente López Obrador, a veces la gente se le resiste a reconocer, pero antes se tenían presidentes mandilones, borrachos, ojetes y hasta con déficit de atención, y ahora, que llega alguien directamente del pueblo, al parecer le comienzan a exigir que tenga ojos azules.


El esfuerzo de acabar con corrupción, impunidad y abusos de poder a calado fuerte, entre los de la casta divina de antes.


Una nación que se resiste a cambiar y que después de noventa años de una acción depredadora del erario público, de los recursos nacionales y naturales, además de la explotación al máximo Aquí es cierto, y no hay que olvidar que el presidente desde un principio dijo, que sólo mete las manos por su menor hijo, y por nadie más, incluso ni de su familia, amigos o de grupo de partido.


La oportunidad de cambio está en la mesa, hay que esperar a que llegue el año, por lo pronto se va a dar el grito con una gran fiesta mexicana el próximo 15 de septiembre en la capital del país, “como una gran Guelaguetza”.


La Cuarta Transformación es una oportunidad para que en una nueva época se comience una nueva democracia de partidos políticos, y en donde el voto de los ciudadanos puede corregir el rumbo con la revocación del mandato que se resisten a validar.


Habrá alternancia en el poder, y que los empresarios se dejen de nerviosismos, cuando antes nadie les decía de cero aumentos de impuestos, ni en combustibles, ni de la energía eléctrica, por citar algunos rubros.


Una pluma no hace verano, ni dos, ni tres, tampoco de la traumática frustración de los que como mediáticos al servicio del poder de antes, se sabe que se hicieron multimillonarios en afán al servilismo oficial, y ahora le lloran a que no disponen de los cuantiosos ingresos que ya no perciben y por lo mismo les encanta ofender al mandatario y algunos funcionarios de Morena de los tres niveles de gobierno, que hasta se pasan en “los calificativos”, cuando lo que no tienen además de lo otro, es credibilidad.


Por lo pronto, otro periodista cae en el presente mandato, se trata del siempre incómodo para el actual gobierno, Carlos Loret de Mola, lo corren de Televisa y todos saben porque, le pasan cobro de facturas pendientes, ahora a la vanguardia de los críticos que antes disfrutaron de las mieles del poder en los tiempos priistas, ahora ya extintos en los que se enriquecieron.


Hay que dar paso a la democracia, y se percibe ahora sí, que se está a la altura del momento y ese ha sido el mensaje del propio presidente AMLO, cuando dice que va a dejar estructuras sólidas, “por si ya no estamos”, en clara referencia a que en democracia se gana y se pierde.


Al final se tendrán que dar cuenta de quienes buscan regresar al pasado, que la gente del pueblo también se va a resistir a retornar a lo mismo.


El tiempo es el que dará la razón a cada cual. Pero en la realidad, ver por los pobres nunca en la historia de la humanidad ha sido bien visto, ahí tienen a Jesús hasta lo crucificaron. 


Sobre la felicidad de los mexicanos, claro que no está en la disputa del debate político, porque acá en estos lares se tiene un pueblo estoico y resistente a todos los males gubernamentales de antes y después, por lo que las estadísticas son las mismas de antes, que en plenos gobiernos que abusaron del poder y ofendieron a millones de mexicanos, se les evade y se les retira la mirada, hasta que llegan los procesos electorales, se cobran las facturas pendientes.


En México, se tiene un pueblo que por más de noventa años resistió a los peores embates del poder y ahora, al parecer sigue esperando la certidumbre de que los gobiernos de los tres niveles, cumplan con sus funciones, nada más, por lo que como dicen en el viejo adagio pueblerino o de rancho: “cada quien come en su casa”, en razón que a la gente les vale lo que digan o hagan los “políticos”, porque sabe que son los mismos.


Si en el país existe un pueblo feliz, es porque está blindado a todos los males gubernamentales, que puede hacer y deshacer, pero en su momento hay que volver la mirada al 1 de julio de 2018, en donde ante el hartazgo se votó por un cambio de régimen, sí un cambio de gobierno y de partido en el poder, que ahora representa Morena.


Las exigencias y demandas, son las mismas de siempre, que los funcionarios públicos cumplan y eso es ganancia.


Los pobres son felices en este país, por la costumbre de vivir sin complicaciones y en forma auténticamente franciscana, porque liberarse de la bota de los políticos y de los empresarios explotadores, está difícil, mejor dejar que todo por su peso, tenga que caer como un principio de la naturaleza.


Los que han buscado amasar a las grandes fortunas que luego no disfrutan, con el tiempo andan estresados y hasta enferman más.


Por eso, el actor italiano, Roberto Benigni, dice sobre la felicidad, que hay que buscarla todos los días, continuamente.


La conferencia mañanera del presidente AMLO, el viernes en Villahermosa, y que bueno porque la movilidad presidencial le da actividad a los diversos prestadores de servicios de cada región. La secretaria de energía, Rocío Nahle, muy posicionada en el gabinete de AMLO, y se lo ha gana a pulso por los resultados positivos alcanzados en el sector energético del país, y a la vista en al mandato de la Cuarta Transformación, en diversos rubros que dan fortaleza a la economía nacional. Así las cosas.


 


 

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018