Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
La guerra en Orizaba
2019-08-09 | 07:20:15

Orizaba es una ciudad más que atractiva, muy bien cuidada, hasta muy bien diseñada y también hay que decir que los últimos alcaldes como Juan Manuel Diez y Hugo Chaín Maluly hicieron lo propio por darle ese toque que en su momento lo hicieron “Pueblo Mágico” de México, compitiendo a municipios como San Miguel Allende y Tlacotalpan.


Parece sin embargo, que el actual el alcalde, Igor Roji sostiene un enfrentamiento con su síndica y regidores que puede provocar serios conflictos al interior del cabildo de esta histórica ciudad. Y en donde no le importan las consecuencias que puedan darse.


Sobre todo porque hay una obra que es el “dolor de cabeza” de esta administración local, misma que terminó costando 18 millones de pesos, pero la misma no se ha podido entregar y es lo que ha provocado conflictos entre el munícipe y las demás autoridades.


La obra de la discordia se llama “Rehabilitación integral del Paseo Turístico Colón” en su primera etapa, sin duda, el más hermoso de Orizaba y que la da vida a esta ciudad.


Según la constructora “Orizabeña SA de CV” la iba a empezar el 1 de octubre del año pasado y terminarla el 30 de noviembre. Bajo el contrato 2018301180601-A, pero algo extraño pasó que se atrasó más de 6 meses y el costo se elevó al doble. Y obvio ese es el conflicto. Ya que la obra se desfasó en tiempo y además sostiene otros problemas como con la CFE que no le recibe la obra por anomalías técnicas y la empresa constructora no las solventa.


Además los regidores y la síndica han solicitado mediante oficios que les expliquen las razones por la que esta empresa no ha sido sancionada, debido a que a la constructora no terminó los trabajos a tiempo y tiene la obra detenida.


Se observan partes inconclusas y hasta fracturadas. Pero la fianza por alguna razón el alcalde no la hace válida pese a la petición de los ediles y sobre todo porque el tesorero municipal pide a la afianzadora SOFIMEX SA no cancelar la póliza de la fianza.


No solo ha despertado sospechas el asunto sino una irritación y hasta confrontación al interior del municipio, que pronto podría derivar en denuncias ante las instancias correspondientes.


El tema tiene mucho de fondo ya que Igor Rojí impuso a la constructora para realizar la obra, sin tener experiencia, dándole voto de calidad y recayendo en él su responsabilidad. Pero según las versiones, sin cumplir a cabalidad la reglamentación básica en estos casos.


Así pues, en la bella e histórica Orizaba se han “soltado los demonios” y ahora es un municipio con autoridades enfrentadas. Y todo porque el alcalde no quiere proceder contra una constructora que hizo una obra en el paseo más emblemático de Orizaba, ocupando como material una laja de piedra volcánica, que no soporta el tránsito de vehículos pesados, como ejemplo de las anomalías. Esto se pone candente y eso que es una ciudad fría. Pero con los intereses de por medio podría convertirse en un infierno.


MUY EN CORTO


JUEVES DE EVALUACIONES. Este jueves parece que a diversos organismos les gustó Veracruz para hacer su ejercicio de evaluación, y dieron sus razones sobre la nada favorecedora calificación que le dieron al estado.


Según la organización “México Evalúa” y  Friedrich Naumann Stiftung, Veracruz se encuentra entre los estados con más impunidad en el país, con un 99.8 por ciento.


De acuerdo con “Hallazgos 2018, Seguimiento y Evaluación del Sistema de Justicia Penal en México” en términos generales, el Sistema de Justicia Penal (SJP) todavía contiene niveles importantes de impunidad.


Veracruz es, pues, el segundo estado con más impunidad en el país, según el diagnóstico. Y por tanto sale a la palestra el titular del mismo, Edel Alvarez Peña.


Pero lo más grave es lo que se reveló en torno al desempeño de la Fiscalía General del Estado (FGE) a cargo de Jorge Winckler Ortiz al exhibirla como una de las peores evaluadas del país.


El nivel de confianza es de -5 por ciento, por debajo del promedio nacional (-7.8%) resultado nada alentador, pues según el diagnóstico,  además de la desconfianza ciudadana se habla de la opacidad y negligencia en la que ha caído el ente.


La información se establece en el documento “Hallazgos 2018. Seguimiento y evaluación del sistema de justicia penal en México”, publicado por México Evalúa, centro de investigación y monitoreo de la operación gubernamental.


Otra arista más que delicada en la entidad. Y también con pésima evaluación.


 

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018