Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Veracruz, pobreza y deuda
2019-08-06 | 07:31:05

De los últimos tres exgobernadores, el priista Javier Duarte se comprometió públicamente a reducir al 50 por ciento los índices de pobreza en Veracruz al final de su mandato, pero ahora resulta que en lugar de decrecer, como en el resto del país, este lastre social ha ido en aumento en la entidad no obstante las carretadas de dinero público que en los últimos 10 años han ejercido los gobiernos del estado y federal en los programas destinados a la población más vulnerable.


En esta misma década, paradójicamente, no sólo aumentó la pobreza sino también la deuda pública del estado que en la actualidad asciende a 41 mil 769 millones de pesos.


Este lunes, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó un informe sobre la medición de pobreza entre 2008 y 2018, reportando que el número de personas en situación de pobreza extrema en el país bajó de 12.3 a 9.3 millones en dicho periodo.


En cambio, en Veracruz, la tendencia ha sido negativa en todo este periodo. De 51.2 por ciento pasó a 61, ubicándose en el cuarto lugar nacional, solo por debajo de dos entidades que sí han logrado reducir sus índices de pobreza, Chiapas (77.0 a 76.4 por ciento) y Guerrero (68.4 por ciento a 66.5), y de Oaxaca (61.8 a 66.4 por ciento), cuyos porcentajes también aumentaron igual que los estados de Veracruz y Colima.


En 2008, año de inicio de este estudio del Coneval, sólo el 51.2 por ciento de la población veracruzana se hallaba en situación de pobreza. Sin embargo, no obstante los miles de millones de pesos que de los excedentes del fondo petrolero recibió la administración del exgobernador Fidel Herrera Beltrán del gobierno federal presidido por el panista Vicente Fox, el número de pobres en Veracruz se incrementó al final de su sexenio a 57.6 por ciento.


Su sucesor, Javier Duarte, quien se había impuesto el reto de reducir a la mitad los índices de pobreza al final de su sexenio en noviembre de 2016, solo pudo bajarla cinco dígitos en los primeros dos años, pues en 2012 la redujo a 52.6 por ciento, pero luego pasó a 58 por ciento en 2014 y finalmente a 62.2 por ciento al término de su mandato.


El año pasado, al término de su bienio, la administración del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares logró reducirla sólo a 61.8 por ciento. Sin embargo, en la gestión del panista la pobreza extrema pasó de 16.4 por ciento en 2016 a 17.7 en 2018.


Con Herrera Beltrán y Duarte de Ochoa, la pobreza extrema tuvo altibajos en Veracruz. En 2008 los índices eran de 16.8 por ciento; en 2010 aumentaron a 18.8 por ciento; en 2012 bajaron a 14.3 por ciento, y en 2014 volvieron a subir a 17.2 por ciento, decreciendo solamente un punto porcentual dos años después.


En resumen, de Fidel Herrera a Yunes Linares, el número de veracruzanos en la miseria pasó de 1.2 a 1.4 millones. Qué paradoja: estado rico, pueblo pobre.

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018