Por Arturo Busto Herrejón
Columna: Consejos de peso
¿Rentar o comprar casa? Parte 2
2019-07-31 | 07:28:42

La semana pasada plantee algunas consideraciones que se deben tomar en cuenta al momento de decidir rentar o comprar una casa. Dejando a un lado el factor cultural que tenemos en México y algunos países de Latinoamérica respecto a “ser dueño” de una casa, el elemento principal desde mi punto de vista es el costo de oportunidad que existe en cualquiera de las dos decisiones. ¿Cuál es la segunda mejor opción? ¿Qué harías con el dinero que tendrías disponible en caso de rentar?


Sigamos con algunas reflexiones y consejos a considerar para tomar la decisión de rentar o comprar una vivienda:


 



  1. Ser propietario de una casa cuesta. Robert Kiyosaki, el autor del famoso libro Padre Rico, Padre Pobre, dice que una casa no puede ser considerado un activo, porque tendría que generar dinero para nuestro bolsillo y la realidad es que una casa representa gastos y más gastos. Adicionalmente a menos que la adquieras de contado, tendrás que pagar intereses del crédito hipotecario, comisión por apertura, impuestos y otros costos asociados como seguros de vida, daños y desempleo que te incluyen de forma obligatoria. Estos costos (al igual que una renta) no los vuelves a ver. Es necesario tener una vista completa de todos los costos asociados a ser propietario de una vivienda como predial, mantenimiento del predio así como el mantenimiento de áreas comunes en condominios, pago de intereses entre otros. En algunos casos, en el largo plazo este gasto podría representar pagar casi el doble durante 15 o 20 años.


 



  1. Cuidado con la creencia común de que siempre vale la pena comprar una casa porque un “bien raíz nunca pierde valor”. Esta afirmación puede ser cierta en muchos casos, pero no siempre. Mi papá hace algunos años aprovechó su crédito Infonavit y compró una pequeña casa en una unidad habitacional de interés social de Acapulco. No sonaba mal, una casa en Acapulco a cualquiera le gustaría el plan. Todas las unidades habitacionales recién entregadas se ven muy bonitas, áreas comunes limpias, pasto cortado, uniformes. Con mucho esfuerzo mi papá acondicionó e hizo cómodo el interior del departamento poniéndole, piso, pintura en las paredes, aire acondicionado y muebles (normalmente las entregan con piso de cemento y yeso en las paredes.


 


Desafortunadamente, uno de los grandes problemas de este tipo de unidades es que en muy poco tiempo los vecinos empiezan a hacer lo que quieren con sus casas. Hacen ampliaciones a la casa poniendo un piso extra, ponen rejas en los estacionamientos, abren ventanas con tienditas solo por mencionar algunas. En el caso de la “casa de playa” de mi papá es que su vecino de un lado decidió rentarlo y pusieron tal cual una base de taxis. Para empeorar la situación, resultado del incremento de delincuencia en la zona, en una plaza comercial aledaña hubo una balacera con muertos. Creo que el resto de la historia se lo pueden imaginar. Lejos de aumentar ha perdido considerablemente su valor por factores del entorno en el que se ubica.


 



  1. Considera rentar si no hay algún factor que te haga “casarte” con una zona. Trato de explicar. En ciertas ciudades hay personas cuyo tiempo de traslado a su lugar de trabajo llega a dos horas. Si eres propietario o estás pagando una casa, será difícil que tomes la decisión de mudarte a un lugar que esté más cerca y que te dé una mayor calidad de vida. Los solteros o parejas que no tienen hijos están en este escenario en el que podrían tomar la decisión de mudarse y escoger un lugar más cercano a donde trabajan. Cuando hay hijos es muy probable que las escuelas estén cerca de su casa lo que posiblemente harían más complicada la posibilidad de cambiarse de zona. Aunque en este último caso, el aumento en la calidad de vida al reducir los tiempos de transporte podría ser una razón muy valiosa aun siendo propietario.


 



  1. Rentes o compres… ¡adquiere un seguro! No importa si eres el dueño o rentas, tus cosas están ahí adentro y en caso de algún siniestro tu patrimonio está de por medio. En México muy pocas personas tienen seguro de vivienda aun cuando la delincuencia ha crecido y existen zonas en donde los fenómenos naturales son comunes. Los seguros de vivienda tienen muchos beneficios que van más allá de solo reponer los bienes. Hay extensiones de responsabilidad civil al exterior. Por ejemplo, si tienes un perro, se escapa y muerde a algún vecino, la póliza por la parte de responsabilidad civil puede hacer frente a los gastos médicos que se generaran por ese incidente. Más adelante comentaré de las coberturas que tienen este tipo de productos, pero lo más conveniente para tus finanzas es asegurarlo.


Seguro más adelante retomaré este tema. Hay muchos argumentos a favor y en contra de uno y del otro. Lo importante es que, sea cual sea la decisión que elijas, tengas información, analices tus opciones y no solo te vayas por lo que popularmente es considerado lo correcto.


 


Para más Consejos sígueme en Facebook https://fb.me/consejosfinanzaspersonales


abusto@hotmail.com


*El Autor es economista, politólogo y MBA del ITAM, especialista en finanzas personales

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018