Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Reabren caso Narvarte
2019-07-29 | 07:20:47

Ha trascendido que la Procuraduría de la Ciudad de México decidió reiniciar de cero la investigación sobre la tortura y asesinato de cuatro personas, hechos ocurridos el 31 de  julio de 2015 en la colonia Narvarte, entre cuyas víctimas figuraban el fotoperiodista Rubén Espinosa y la defensora de derechos humanos Nadia Vera, quienes semanas antes de este crimen habían salido huyendo de Veracruz por presuntas amenazas de muerte.


Según publica en su edición de este domingo el semanario Proceso, la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), a cargo de José Luis Quiroz Hernández, entregó el miércoles antepasado a los abogados y familiares de Rubén y Nadia una propuesta de Plan de Investigación, en el que se enlistan ocho líneas de investigación, entre ellas las supuestas amenazas que el fotoperiodista y la activista habrían recibido en Veracruz durante el régimen del ex gobernador Javier Duarte por la actividad periodística y de defensa y promoción de los derechos humanos.


De acuerdo con este Plan de Investigación –cuya copia obtuvo la reportera Sara Pantoja–, además de indagar la operación de grupos de la delincuencia organizada en la Ciudad de México y su relación con los tres imputados, también se propone investigar la existencia de grupos armados civiles en Veracruz que vigilaban y agredían a activistas y periodistas en la entidad, y el funcionamiento de empresas de seguridad privada en la capital mexicana, presuntamente vinculadas a Arturo Bermúdez Zurita, ex secretario de Seguridad Pública del estado, y a quien el ex gobernador Duarte de Ochoa, actualmente preso por asociación delictuosa y lavado de dinero en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, sigue reconociendo públicamente como su más leal ex colaborador y amigo.


A diferencia del gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera, actual senador del PRD, cuya Procuraduría se negó a seguir estas líneas de investigación –lo que incluso motivó que el 21 de junio del año antepasado la Comisión de Derechos Humanos del entonces Distrito Federa emitiera la Recomendación número 4/2017–, ahora el fiscal José Luis Quiroz declaró que regresarán a Veracruz a realizar más diligencias, pues subrayó que entre las teorías por trabajar se retoma la exigencia de indagar el contexto de amenazas y violencia en esta entidad que en su momento denunciaron públicamente Rubén y Nadia, y que obligó a refugiarse en la Ciudad de México meses antes del multihomicidio en la Narvarte.


Por este caso serían interrogados nuevamente los presuntos homicidas que están en prisión: Daniel Pacheco Gutiérrez, César Omar Martínez Zendejas y Abraham Torres Tranquilino, el único que tiene sentencia confirmada de 315 años de cárcel.


Coincidentemente, previo a la muerte de Rubén y Nadia, el 5 de junio de 2015, ocho estudiantes de la Universidad Veracruzana fueron agredidos salvajemente por un comando de encapuchados en un domicilio particular, hechos que continúan impunes.

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018