Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
Audirac, Tomás Ruiz y Pelegrín, a la olla
2019-05-28 | 08:17:54

Además del exsecretario de Finanzas, Mauricio Audirac, durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, del subsecretario, Gabriel Deantes, y el subdirector de operación financiera, José Francisco Díaz Valenzuela, otros dos extitulares de Sefiplan en esa misma administración se encuentran en capilla, uno de ellos prófugo de la justicia.


Este lunes, el portal informativo, Animal Político reveló que la Fiscalía General de la República, FGR pedirá a un juez reabrir los procesos penales contra los 3 exfuncionarios arriba mencionados.


Son acusados, los tres en conjunto, por un desvío de 400 millones de pesos de fondos federales que estaban destinados para Salud, Educación y Obra Pública.


Uno de ellos Gabriel Deantes, conocido como ‘El Tamaulipeco’, es el mismo que según versiones fue interceptado cuando, en una avioneta, pretendía dejar el país con maletines repletos de dinero que sumaban millones de pesos, y que iba rumbo a Panamá, pero fuerzas federales al mando de la comandancia militar con base en Perote, lo obligaron a regresar y la aeronave aterrizó en Martínez de la Torre.


Deantes Ramos, primo de Alberto Silva Ramos, entonces titular de Comunicación Social, fue cesado en el 2014 por su jefe Javier Duarte, luego de descubrir la traición de la que fue objeto aprovechando el cargo de subsecretario de Finanzas.


Deantes tiene abierto ya un proceso penal desde marzo del 2018 acusado también de enriquecimiento ilícito.


A estos tres personajes a los que tras las denuncia de la Auditoría Superior de la Federación, ASF, la FGR pide al Poder Judicial Federal reabrir sus casos, hecho del que habla por separado en primera plana del periódico IMAGEN de Veracruz el presidente de la Mesa Directiva del Congreso Local, José Manuel Pozos Castro, se le suman otros dos exfuncionarios, sobre los que posiblemente recaiga también la aplicación de la Justicia.


Se trata del ex titular de Banobras y de la Lotería Nacional y también secretario de Finanzas con Duarte, Tomás Ruiz González.


Y quien cerrara la administración duartista, Antonio Gómez Pelegrín que fuera obligado a renunciar por la presión del gobernador electo panista, Miguel Ángel Yunes Linares, para en un caso inusual, entregarle a quien sería su sucesora, Clementina Guerrero, quince días antes de terminar el periodo constitucional del gobierno.


Pues bien son Tomás Ruiz y Gómez Pelegrín otros dos peces gordos sobre los que procederá la FGR de un momento a otro, éste último ya prófugo de la justicia por algunas otras denuncias.


Se cree que de los extitulares de Finanzas que están bajo la lupa con sendas carpetas de investigación en su contra, el que menos tiene es hasta 15 procesos mientras que algunos de los citados enfrentan hasta 30 expedientes por distintas razones, pero todos bajo delitos como desvío de fondos públicos, peculado y enriquecimiento ilícito.


Según se sabe algunos están denunciados hasta por mil millones de pesos, y quienes tendrán que responder ante la ASF quien pidió a la FGR ejercer acción penal, los que podrían encontrar solución a su problema solo bajo la figura del resarcimiento, en caso contrario, embargos de sus bienes, y por último cárcel.


Recientemente el Fiscal General, Alejandro Gertz Manero sentenció que se reabrirán los expedientes sean quien sea y que no habrá impunidad ni consideraciones.

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018