Por Maquiavelo
Columna: Se dice
Nunca se dan por vencidos
2019-04-16 | 08:17:33

Lo que ocurre en la clase política veracruzana es común de todos los tiempos, es donde se termina el mito de la inexistente convicción partidista, no hay principios ni ideologías solo intereses particulares o de un compacto grupo quienes solo buscan el poder y el dinero.


La desordenada pugna panista entre Joaquín Rosendo Guzmán Aguilera y José Mancha Alarcón es de pequeños gremios de los que permanecen ajenos los militantes panistas de abolengo. Lo mismo ocurre en el PRI, entre los primos Adolfo Ramírez Arana y Marlon Ramírez Marín, quienes los interesados de mala fe aseguran que en el fondo son las propuestas  de  la interminable pugna entre los exgobernadores Fidel Herrera Beltrán y la insolente incursión priista dentro del partido tricolor de Miguel Ángel Yunes Linares.


Ambos exgobernadores con el mismo fin de la permanencia para poder heredarla a sus hijos.


Se necesita tener un especial estómago y un insensible espíritu para poder participar en este complejo quehacer de la política al estilo de los jarochos. Nunca van a cambiar, es la particular idiosincrasia de los mismos de siempre. Es la inmortalidad de mantenerse de por vida en un oficio que lo usan muchos y que lo saben hacer muy pocos.


 


Los “contreras” de siempre


Como que resulta absurdo que se insista en que sea un civil quien sea el comandante de la Guardia Nacional, cuando se trata de mandar a la policía militar y naval que son la mayoría de los integrantes.


¿Egresados del Colegio Militar y de la Escuela Naval mandados por un abogado, médico o ingeniero? ¿O por una persona no universitaria?


Los que se oponen a que sea un militar en retiro y sí aplauden que en la coordinación figure una doctora en Medicina de origen veracruzana.


¿Quién es el gran chismoso?


La gran interrogante es: ¿“Quién será el siguiente de los funcionarios del corrupto  gobierno priista de Javier Duarte de Ochoa, que aparezca en la lista de delincuentes que provocaron el desastre financiero del Estado de Veracruz y que agudizara aún más  la administración panista de Miguel Ángel Yunes Linares?


La persona que trabaja con la nueva Fiscalía General de la República en su calidad de testigo protegido es el exsecretario de Finanzas y exdiputado federal, Antonio Tarek Abdalá, quien proporciona los nombres de los funcionarios duartistas, por ser el servidor público mejor informado del destino equivocado que tuvieron los desvíos de los recursos públicos, tanto estatales como federales  durante esa administración estatal.


Desde que fuera encargado de las finanzas del DIF estatal cuando su directora era Karime Macías, el funcionario de Cosamaloapan fue la persona de mayor confianza y más consentido por los inquilinos del palacio de Gobierno.


Esta particular situación de informante del gobierno federal de Abdala Saad es lo que causa inquietud y certidumbre sobre la denuncia  que proporcione,  si  es por indicación propia o por alguien, quien por tomar venganza le sugiera quién debe ser el próximo perseguido por la justicia.


No se puede perder de vista que cuando se asumió ese papel estaba el PRI en el poder y el PAN en el estado.


 

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018