Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
El desgaste del poder
2019-02-27 | 07:48:44

Dos meses después de la elección de julio pasado comenzaron a correr versiones de supuestas confrontaciones personales entre las cabezas de los principales grupos de Morena en Veracruz: el gobernador electo Cuitláhuac García, la senadora electa Rocío Nahle y Manuel Huerta, dirigente estatal del partido lopezobradorista.


En su momento todos negaron tajantemente esta versión. Pero al cabo de un par de meses después terminaron exhibiendo sus pugnas por la mezquina disputa de parcelas de poder.


Y aunque anteriormente protagonizaron otras reyertas por el control del partido y el reparto de las candidaturas en los procesos locales de 2016, 2017 y 2018, el primer incidente grave que reveló el choque de intereses se dio a principios de noviembre con la instalación de la LXV Legislatura, cuando las tres corrientes morenistas midieron fuerzas para designar al coordinador de sus diputados.


Todo mundo daba por hecho que el diputado reelecto por Coatzacoalcos, Amado Cruz Malpica, cercano a Nahle, repetiría como coordinador. Pero no fue así.


Otro que alzó la mano fue José Magdaleno Rosales Torres, impulsado por Huerta. Finalmente la cargada fue a favor de Javier Gómez Cazarín, el candidato del gobernador y del secretario de Gobierno, Eric Cisneros.


De momento, Cruz Malpica quiso liderar un grupo minoritario como independiente, pero fue persuadido para que se integrara a una sola bancada con el propósito de que Morena, de acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, pudiera retener durante los tres años de la LXV Legislatura la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).


Durante el primer mes transitaron bien, pues todavía a principios de diciembre lograron permanecer unidos y conseguir inclusive ocho votos más para rebasar la mayoría calificada que requerían para reformar el artículo 33 de la Constitución Política de Veracruz que faculta  al Congreso para destituir al fiscal general del estado.


Sin embargo, en los últimos quince días, primero el jueves 7 y luego este viernes 22 de febrero, el grupo legislativo de Morena ya no pudo sumar los 34 votos mínimos de la mayoría calificada para aprobar los juicios políticos en contra del yunista Jorge Winckler.


Por lo menos cuatro diputados se rebelaron y terminaron formando un grupo mixto independiente que ahora lidera Magdaleno Rosales, del distrito local de Medellín, quien a pesar de haber cursado sólo la secundaria ocupó en el Comité Ejecutivo Nacional de Morena la Secretaría de Estudios y Proyecto de Nación.


Este domingo, en la toma de posesión de Hugo Alberto Martínez Lino como dirigente de Morena en el estado, llamó la atención la presencia de Huerta y de los diputados locales que boicotearon el juicio político contra Winckler, mismos que ahora, con su separación de la bancada, han puesto en jaque al operador de Cuitláhuac García en el Congreso, cuyo grupo legislativo, al no contar con 25 o más diputados, por ley deberá rotar entre las otras bancadas mayoritarias la presidencia de la Jucopo los dos años siguientes.

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018