Por Cecilio García Cruz
Columna: Jesús te ampare
AMLO y Cuitláhuac… ¡Políticas homogéneas!
2018-12-06 | 08:15:31

Transcurren los primeros días del inicio de la llamada Cuarta Transformación.


Y en su primera gira presidencial a Xalapa, Veracruz, AMLO, convertido en adalid de los mexicanos, expresó: “fue una bendición que también se ganara la gubernatura de Veracruz, porque vamos a poder trabajar juntos”.


Y remató: “Imagínense si no, ¡ay nanita¡ no estaría aquí”.


Jamás deslizó el nombre del exgobernador (Yunes Linares) quien lo llamó “loco y vividor”, ni el de su hijo (Yunes Márquez), el “bodoque” y candidato perdedor a la gubernatura, quien motejó al hoy Presidente de la República como “viejo guango”.


Siempre menospreciaron y retaron al candidato presidencial.


Los abotagó la arrogancia.


Atrás quedaron los descalificativos hacia el tabasqueño de quienes pretendieron imponer una monarquía. Extender el mandato a través de sus hijos e incondicionales.


En Plaza Lerdo, el mandatario expresó que el anterior gobierno estatal dejó destruido el sistema de atención médica de servicios de salud.


Pero hay una nueva política.


Desde el 1 de diciembre, despacha en Palacio Nacional un personaje distinto, austero, “terco” (así se identifica) y perseverante.


Hay muchas expectativas a nivel nacional y estatal.


Rostros serios, compungidos y tensos. Otros alegres. Otros con ceños fruncidos.


Pasamos de expresiones como “no hay chile que les embone”, a “me canso ganso”.


Cuitláhuac García, ejecutivo estatal, en su primera acción de gobierno, hizo la declaratoria de Emergencia por Crisis Humanitaria por Desaparición de Personas en Veracruz.


Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, ante el Congreso de la Unión, anunció el fin del neoliberalismo, el combate a fondo a la corrupción y a la impunidad.


Pero contradictoriamente, expresó que debe haber punto final, que no perseguirá a nadie, porque sólo sería un circo político y que no alcanzarían ni los juzgados ni las cárceles para los responsables.


En cambio, García Jiménez afirmó: “a los culpables de este desastre los acaba de juzgar el pueblo en las elecciones, pero todavía no la justicia y la historia”.


Es decir, que aún deben enfrentar a la justicia, pero de eso se encargarán las instancias correspondientes, sobre todo una vez que se tengan las auditorías que se hacen en las dependencias.


El mandatario veracruzano afirmó en el Congreso local que “se acabaron los privilegios para la clase gobernante” y que ya “basta de enriquecerse en los cargos públicos”.


Igual que a nivel federal, el gobernador anunció reducción de los sueldos de la alta burocracia, empezando por él mismo, que ganará 23 por ciento menos que el anterior mandatario.


Cuitláhuac García afirmó ante el presidente López Obrador, que le habían dejado un estado desfalcado, pues no solo están las arcas vacías, sino que también hay compromisos que parecieran “insuperables”.


Cabe mencionar que el último día de su gobierno, la administración de Yunes Linares, gastó en rubros desconocidos, 440 mdp depositados por la Federación, reveló el secretario de Finanzas José Luis Lima Franco.


Ante el grave panorama en Veracruz, el gobernador solicitó ayuda federal y la respuesta fue inmediata.


López Obrador llegó al otro día de tomar posesión con muy buenas noticias para los veracruzanos, de todas las edades, además del apoyo para encontrar a los desaparecidos en la entidad.


 


28 mil estudiantes de educación superior tendrán becas de 2,400 pesos mensuales; 305 mil estudiantes preparatorianos tendrán becas de 800 pesos al mes.


También 159 mil 695 ninis, recibirán un salario de 3,600 pesos cada 30 días para que se capaciten, como aprendices en comercios, talleres y campo, es decir que ningún joven se quedará sin trabajo.


600 mil familias seguirán recibiendo el apoyo de Prospera, pues no se cancelará.


Habrá apoyo para que 95 mil niños con capacidades distintas tengan una pensión 


Para los 607 mil adultos mayores, se les entregarán 1,274 pesos mensuales, es decir, que habrá apoyos para todos.


Además la promesa de que habrá médicos y medicinas para todos en cualquier parte de la entidad en forma gratuita.


Pero también se comprometió a cumplir con la transformación en el ámbito político y por ello, dijo “me comprometo a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo o posición”.


“Esto aplica para amigos, aplica para compañeros de lucha y familiares”.


Esto también debe replicarse en Veracruz.


Cuitláhuac García y López Obrador han empezado a caminar juntos, con políticas homogéneas.


Pero se necesita mucho más, para recuperar la marcha en nuestra entidad, tan lastimada y violentada.


En la forma de entender y ejercer el poder, encontrarán la senda para aterrizar la ya tan llevada y traída Cuarta Transformación.

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018