Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
Agoniza la UV con Sara Ladrón
2018-11-21 | 11:38:54

La Universidad Veracruzana destaca, en un nada orgulloso y negro cuadro, a la cabeza de las peores instituciones en materia financiera y de administración.


A diferencia de los mejores lugares que, con todo y la crisis que vive la máxima casa de estudios, por su esmero y dedicación logran decenas de estudiantes y catedráticos, la UV en conjunto está en el peor descalabro financiero.


Es junto con la de Michoacán, de diez en la entidad, la entidad con mayores números rojos  que incluso tendrían problemas para enfrentar los compromisos del próximo mes de diciembre, es decir entre otros pasivos y encargos, el pago de aguinaldo.


Y es que ya fue difícil ocultar la gravedad de las finanzas de la Universidad a pesar de que la Rectora, Sara Ladrón de Guevara vaya a decir que nunca ha soltado el tema, ante las revelaciones de los últimos días, principalmente el reporte que elaboró una Comisión en la Cámara de Diputados denominado “Situación de Universidades Públicas Estatales con Problemas Financieros”.


Más preocupada por su incursión política y queda-bien con el gobernante en turno como lo hizo con Miguel Angel Yunes antes de pelearse con el entonces mandatario, Javier Duarte de Ochoa, en sus manos, a Ladrón de Guevara, se le ha ido desvaneciendo el poco margen que le quedaba a la Universidad por estabilizar su economía.


De esta forma, la UV forma parte del Top Ten negro además de Zacatecas, Michoacán, Sinaloa, Chiapas, Estado de México, Morelos, Nayarit, Tabasco y Oaxaca. Juntos rebasan los 18 mil 619 millones de pesos en Déficit financiero.


Y es que el asunto más grave lo padece la UV con 3 mil 122 millones de pesos, según el estudio entregado a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, colgándose la medalla de oro la Rectora Ladrón.


En el documento se precisa por ejemplo, que el caso de la UV es producto de “los años de operación deficitaria” y claro está, que es un tema particular porque se enfrenta a un menor flujo de los recursos ofrecidos o convenidos por los gobiernos estatales. Y lo que llevó a la Universidad a incurrir en adeudos al Sistema de Administración Tributaria, y a proveedores de seguridad social, así como en préstamos bancarios que generaron altos costos adicionales.


Lo que se desconoce es si los autores del reporte que levantaron en estas diez universidades con números negros y en el caso específico de Veracruz, revisaron los mecanismos en el manejo administrativo, los dispendios de recursos de la Rectoría y la excesiva nómina de sus funcionarios que varias veces la titular de la Máxima casa de estudios ha tenido que salir a excusar.


Lo cierto es que de su mano, bajo su administración, nada buena, según el estudio, la UV vive su peor crisis, enfrenta serios adeudos y el riesgo de no poder cumplir con pagos y servicios en los próximos meses, entre ellos los de seguridad social o salud que se le presta a sus trabajadores.


LA DESFACHATEZ: ‘FINANZAS SANAS’


Y no conforme Ladrón de Guevara refutó ayer en el puerto jarocho a la prensa el que se siga diciendo que la universidad que dirige tenga el peor déficit.


“Eso no es cierto” se atrevería a declarar, “nosotros tenemos suficiencia presupuestaria, si los recursos nos llegaran puntualmente, nosotros podemos enfrentar nuestras obligaciones”.


Como Yunes también le echa la culpa a Duarte al señalar que no se enteró que durante su administración no se pagó el Impuesto Sobre la Renta que a la fecha suman mil 400 millones de pesos, como si los requerimientos hacendarios no le llegaran o hubiera notificaciones al respecto. Pero Sara Ladrón aún cuando se entregó políticamente  al panista Miguel Angel Yunes por motivos electorales, no puntualiza que éste tampoco le cumplió.


LA AYUDADITA DE YUNES


El gobierno del estado le adeuda 2 mil millones de pesos a la UV desde la administración de Javier Duarte, pero esta administración estatal de dos años, pagó solo 358 millones de pesos de dicho adeudo.


“El adeudo que mantiene la UV con el SAT por el Impuesto Sobre la Renta es de 1,400 millones de pesos (que es justamente lo que le adeuda el gobierno del estado)”, exclamaría la titular universitaria a manera de justificación.


Y es que aún cuando se pretenda desviar la atención no se observa una actitud de responsabilidad, y asumir con humildad lo que no se ha podido hacer. Lejos de ello, en las pasadas elecciones para designar a un nuevo Rector, Ladrón de Guevara hizo todo por reelegirse, amparada en el control de la administración para influir en el Consejo, si es que así se le pudiera llamar.


 


LO PEOR ESTÁ POR VENIR


Por si fuera poco, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, dio a conocer que todas las unidades públicas tendrán un recorte de 32.5 por cierto para el ejercicio del 2019.


Este ajuste se dio por los “techos” presupuestales de la Secretaria de Hacienda, que se calcula con instrumentos recogidos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria para garantizar que las administraciones públicas no disparen sus compromisos no financieros; con el único objetivo de estabilidad económica.


Lo cual dista mucho que ocurra en la UV y su titular, pues muestra un grave problema en su administración que por nada se ha podido recuperar pese a que la funcionaria se empeña en querer dar otra versión.

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018