Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Ramos Alor no se arruga
2018-11-15 | 08:21:29

A escasos días de concluir, la administración del gobernador Miguel Ángel Yunes emitió una licitación para equipar el Hospital de Alta Especialidad del Sur de Veracruz por un monto de más de 200 millones de pesos, concurso que presumiblemente está amañado e inducido para favorecer a las empresas Casa Plarre y Vitalmex, del mismo grupo empresarial.


Pero este millonario contrato ya no será pagado por el gobierno yunista sino por el de Cuitláhuac García, de Morena.


Las propuestas debieron presentarse este 14 de noviembre y el fallo de la licitación será el próximo lunes 20. En menos de una semana tendrán que revisar las propuestas, decidir y elaborar los dictámenes de adjudicación, aun cuando son 372 tipos de artículos diferentes. La licitación se emitió con fecha 22 de octubre y apareció publicada ese mismo día en la Gaceta Oficial del Estado, con tiempos muy apretados, pues la fecha límite para adquirir las bases fue el 26 de ese mismo mes.


La licitación tiene elementos poco usuales. En algunos artículos se específica hasta la marca y el modelo de lo que se pide, como por ejemplo en las fichas técnicas, en la partida 372, correspondiente a: “Marca Belden, modelo North System, gabinete de pared QPT002S/E 19”, 26U”. La ficha de esta partida comprende inclusive la captura de pantalla de un portal denominado CyberPuerta, donde se muestra el mueble que se pide y el precio que esa empresa oferta.


Casa Plarre ha sido una de las empresas favoritas del gobierno de Yunes, tanto que apenas el 13 de agosto pasado se le entregó un contrato por 133 millones 163 mil 135 pesos para la compra de diversos bienes para los Servicios de Salud del estado, los cuales debía entregar antes del 13 de septiembre como parte del contrato 135/2018, emitido a raíz de la convocatoria CompraVer 18/2018.


A esta empresa se le entregó también durante la presente administración gubernamental, entre otros, el contrato 98/2017 por 101 millones 620 mil 300 pesos el 8 de diciembre de 2017 por el mismo concepto.


En las observaciones hechas por el Órgano de Fiscalización Superior del estado a la Secretaría de Salud en la Cuenta Pública 2017, el Orfis reportó que para justificar los 9 millones 508 mil 433 pesos que se pagaron a Casa Plarre por adquisición de equipo médico fueron presentadas facturas emitidas durante 2014, mismas que posteriormente fueron sustituidas por comprobantes fiscales digitales por internet vigentes al ejercicio 2017. El ente fiscalizador, sin embargo, instruyó verificar que esas facturas no hayan sido pagadas en ejercicios anteriores.


Como este, existen otros expedientes más en manos de quien será el próximo secretario de Salud, el doctor Roberto Ramos Alor, quien este martes fue difamado en las redes sociales.


“Ante mi anuncio de hace algunas semanas de acabar de raíz con la corrupción que ha imperado en algunos sectores del sistema de salud estatal, adversarios políticos y un sector de gente especializada, quienes ven amenazados sus intereses personales y económicos, han circulado una fotografía falsa a través de una cuenta de Facebook, la cual ha sido alterada con el objetivo de dañar mi imagen”, escribió en su muro el médico sureño, quien remarcó que “a pesar de la guerra sucia y de odio, reitero que no claudicaré en mi visión de transformar el sistema de salud estatal a favor de las personas más desprotegidas de la entidad”.


 

 Entradas anteriores
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018