Por Heder López Cabrera
Columna: ENTORNOS
Gestión Municipal, ¿apatía, ignorancia o irresponsabilidad?
2013-08-11 | 21:19:42
A escasos días de que inicie el Diplomado en Gestión Municipal, que será impartido por la Universidad Veracruzana, la respuesta de los alcaldes y funcionarios, tanto electos como en funciones, ha sido, lamentable y vergonzosamente, nula; sólo una de las personas allegadas al alcalde electo de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero Rosiñol, es quien ya confirmó sus asistencia.
Se imagina si al menos uno de los futuros regidores de cada comuna en el sur del estado hubiera tenido la disposición de asistir, eso al menos haría creíble la intención de haber promovido el voto por el bienestar de los habitantes, sin embargo, la realidad nos muestra otra situación.
El pasado jueves, en una presentación de lo que será este diplomado, la coordinadora general, Ana Beatriz Lira Rocas, comentó que es inconcebible que en Veracruz, y por lo tanto, en todo el país, siga existiendo la pobreza; ¡y no es para menos!, ya que si los recursos que asignan anualmente a diversos rubros se aplicaran en la forma correcta, estos índices disminuirían, porque erradicar la pobreza es algo sumamente difícil y el ejemplo lo tenemos con las naciones desarrolladas, sólo basta con observar a los miles de indigentes que deambulan por las calles.

LA CRUDA REALIDAD EN CIFRAS
En ese sentido, si todos los servidores públicos se capacitaran para realizar una adecuada distribución de estos recursos, los problemas de tiempo por realizar bien la entrega-recepción serían cosa del pasado, lo cual se debe al desinterés por capacitarse en la gestión pública.
Recordemos que en fechas pasadas, 182 de los 212 municipios en el estado incumplieron con la entrega de la Cuenta Pública 2012, entre ellos se mencionaba a Lerdo de Tejada, Coatzacoalcos, Acayucan, Úrsulo Galván, Cosoleacaque, José Azueta, entre otros.
Sin embargo, a principios de año, se detectaron irregularidades en la Cuenta Pública de 2011 en los siguientes ayuntamientos: Castillo de Teayo con 2 millones 062 mil 756 pesos; Chiconamel, 3 millones 365 mil 253 pesos; Chicontepec, 791 mil 083 pesos; Chontla, 547 mil 068 pesos y Coyutla con un millón 726 mil 729 pesos, etcétera, lo cual se traduciría en daña patrimonial y posibles denuncias penales.
En ese mismo periodo, la deuda de los municipios veracruzanos, de acuerdo a un reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ascendía a 2 mil 667 millones de pesos, que colocaban a Veracruz en el sexto lugar nacional de endeudamiento; curiosamente Coatzacoalcos, Veracruz, Tuxpan y Xalapa, aparecían en ese orden como los más ‘endrogados’, representando el 32% de la deuda total del estado.

CAPACITACIÓN ES UNA OBLIGACIÓN
Lo curioso del asunto, es que no hay pretexto para pasar por alto cuestiones como éstas, ya que de acuerdo a la doctora Lira Rocas, el Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM), permite utilizar un 2% para la capacitación de los servidores públicos, sin embargo, muchos lo desconocen o prefieren hacer que no pasa nada, cuando en realidad sí pasa y mucho, los resultados están a la vista.
Ejemplo de esto son las deudas que se heredan de administración a administración, obras inconclusas por falta de recursos y, por desgracia, el rezago social.
Aunque las cifras descritas ya son pasadas, tenemos el precedente de que urge que nuestros servidores públicos se capaciten en la gestión pública, aunque sea los funcionarios electos, o incluso aquellos en funciones que pretendan seguir en otros cargos públicos, debido a que todos representan nuestros intereses como sociedad, y es preciso recordarles que no votamos por ellos, sino por las propuestas que consideramos las más idóneas para mejorar nuestra calidad de vida, así que no echen en saco roto la propuesta que la UV ofrece, al igual que otras instituciones.

Twitter: @Hedsan

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018