Psic. Eliseo Guzmán Chávez / Capsulas Empresariales
“El hombre y su desierto”(3)
2017-10-25
“Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: “Cierren
los ojos y recen” Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia”
Eduardo Galeano
Los polos de la transición y sus consecuencias, en frontal choque, expuesto con el mejor ejemplo en redes, concretamente en Facebook, la intención es, que usted lo busque y disfrute las polémicas opiniones de los usuarios y se incorpore a ellas: Un examen escolar y la deseada respuesta correcta por parte del maestro, le permitirá también detectar el nivel escolar del niño; y las instrucciones decían más o menos lo siguiente: “escriba a continuación con números las cifras siguientes” noventa y ocho, y el chico puso a un lado de la cifra escrita, con números, el 99; ochenta y uno, y el chico puso 82; sesenta y seis, y el chico puso 67; treinta y uno, y el chico puso 32 y así seguía. El maestro le asestó tremendo tache y ‘reprobó’ al niño, cuando el padre se enteró, un joven, evidentemente de la nueva generación de era digital, en desacuerdo, le tomó una foto al examen y lo expuso a sus amigos en redes, y pácatelas, viral. Imagínese la que se armó. Si fui claro, ¿usted qué opina? De inmediato le envié el mensaje del polémico enfrentamiento al mayor de mis hijos, porque es de los primeros migrantes a la era eléctrica y esta fue su respuesta: “Dos hemisferios distintos tratando de comunicarse, como diría McLuhan. . . Lo cierto es que es más fácil responder correctamente a una pregunta equivocada que hacer una pregunta correcta. . . El niño respondió a una interpretación aceptable, aunque no fuera la respuesta esperada. . . por eso estamos como estamos. . . gracias a la educación imprecisa”. Es la nueva generación que se sale de lo lineal, uniforme y secuencial, la rigidez mental como método educativo que a nosotros nos ha impedido pensar con libertad. En nuestra época ese maestro no sólo nos ponía tache, además, tratando de estimularnos nos recetaba un cariñoso, “idiota, bueno para nada, eres incapaz de pensar,” acompañado de un par de zapes y un tierno jalón de patillas y el clásico “¡qué voy hacer contigo! Tembloroso de coraje y los dientes postizos (prótesis) como castañuelas.
La materia prima de la tecnología digital son las matemáticas, el pensamiento exacto, nada más nada menos, la precisión de los algoritmos en un artefacto creado para una determinada o específica tarea, cumplen con su inalterable función, la “manufactura” robótica o la producción automatizada del ensamble en línea, por ejemplo, automóviles Mercedes Benz, o los sorprendentes Fiat, hipnotizan, la interfaz cerebro-maquina (Neuro tecnología) que significa futuro, porque casi todo lo hacen los robots, el ser humano termina los detalles, y con el visto bueno éstos salen listo para rodar por las carreteras del mundo, y es sólo el principio. La robótica crece a pasos agigantados solucionado difíciles modos de vida, muchos de los inválidos en extremidades ya saben lo que es caminar o asir objetos y moverlos de un punto a otro, o llevar alimento a la boca, procesos para la rehabilitación humana, más allá de su fase experimental y de lo que antes era ciencia ficción. La tecnología digital tiene aplicación en todos los campos productivos del hombre y la naturaleza, no le estoy informado de algo que no sepa. Las neurociencias avanzan con trabajos que dejarían frío de incredulidad a nuestros propios padres, si 50 años atrás los expertos les anunciaran que para el 2035, todos los niños que nazcan con Síndrome de Down, se le podrá implantar un chip que ampliará su memoria y capacidad de aprendizaje, con calidad superior a la de cualquier humano normal, si, se hubieran reído. Usted no lo haga, quizá le toque verlos.
Hemos permitido que extraños guíen nuestra vida y futuro, en lugar de programarla nosotros mismos. Evitemos la educación imprecisa. Ahora podemos hacerlo, orientarnos y acelerar las trasformaciones a digital, protegiendo el entorno social y las políticas públicas, eso también es una realidad, y la seguridad de que nadie podrá sorprender o mentir, la ciencia, la tecnología binaria, igualmente desecha a los charlatanes, nadie podrá avanzar en fraudes sin que no nos percatemos de ello. Tenemos que programar la inclusión digital y buscar centros de capacitación de conocido prestigio, para acercarnos e incorporarnos al progreso, lo necesitan nuestros hijos, pero fundamentalmente nosotros. Sabemos que Integra A.C.pendiente de los cambios de la naturaleza actual del trabajopor influencia de la tecnología y de la inmediata presencia de las ZEE, con la irremplazable demanda de nuevas destrezas que la revolución cibernética impone, discretamente se prepara para enfrentar los retos de la era eléctrica, lo que estimula y promueve al optimismo a todos los habitantes de la región con ambiciones laborales y creatividad empresarial. Y es cierto, nos estamos durmiendo ante la velocidad de los cambios y no podemos despertar y levantarnos únicamente con el ‘Padre Nuestro’ para enfrentar al mundo. Se ha preguntado ¿qué le ofrece usted al presente? o mejor aún, ¿sabe qué le ofrece a usted el futuro? Medítelo, investigue y prepárese, son tiempos de cambio. De arrepentidos...
Cualquier sugerencia o comentario, bienvenido. Nuestro correo: eliseoguzmanch@hotmail.com
3 de 3 (Fin)
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2017-11-22 Suscripciones Ediciones Anteriores