Francisco E. Heredia Quintana / Opinión
Niños y su íntimo paraíso suicida
2017-08-03
El silencio de la noche fue interrumpido por unos ruidos extraños...guturales...arrítmicos, la joven madre se incorporo entre las sábanas y la penumbra somnolienta, eran las 4:00 en la casa merodeaba ese vacío, esa ausencia hueca característica de las madrugadas cuando todos duermen... de repente ¡esos ruidos!, ¿qué es?, ¿mi hija? la duda la hizo precipitarse velozmente fuera de su habitación, un sudor frío se le incrustó en su frente y el nudo en la garganta la comenzó a sofocar cuando convertida en un ventarrón instantáneo la joven madre abrió la puerta del dormitorio de su hija de 10 años...
Los ruidos que atravesaron el mutismo de la noche, era su propia hija quien se encontraba revuelta..descompuesta.
Su cuerpo de 10 años de edad era una pesadilla viviente acosada por las sombras de esa noche, una esfinge que vibraba, que escupía, vomitaba y balbuceaba con el cabello revuelto... en el suelo un frasco de pastillas de Iboprufeno se mecía de manera ensordecedora y la idea acalambró a esta madre que desesperada abrazaba el cuerpo de su pequeña “mi hija de 10 años intentó suicidarse”.
Esta escena sucedió recientemente en Nogales, Sonora, la menor se afilió a uno de muchos grupos de Facebook que promueven la idea del suicidio, la niña de tan solo diez años explicó que los miembros de este funesto canal le aconsejaron cómo terminar con “su sufrimiento”.
Fue llevada al seguro social, los médicos la desintoxicaron y volvió a casa, la niña fue rescatada del precipicio de la muerte.
Sobre el caso la fundadora de la Asociación de Prevención al Suicidio Daniela Guzmán, en Nogales, Nury Sodá Jácome informó que se imparten talleres en escuelas y también a padres sobre el tema, con atención psicológica a niños desde los 5 años de edad, lamentablemente estas acciones fueron emprendidas porque hace unos meses un niño intentó acabar con su vida lanzándose desde una barda.
En abril de este año un escalofriante video de 12 minutos se viralizó, ante los gritos desesperados de sus compañeros y la sorpresa de algunos profesores una niña 14 años saltó desde un segundo piso en su escuela secundaria en Guadalajara.
La grabación concluye con las manos de una maestra aferrándose al aire en su infructuoso intento por detener el salto de muerte de la joven y con ese sonido sordo y quebradizo de ese cuerpo frágil y joven estrellarse en el suelo.
Los detalles sobre este caso son contradictorios, algunas notas periodísticas reportan que la niña sobrevivió y que explico que problemas familiares la obligaron a intentar terminar con su vida, otras versiones apuntan que la niña era una activa seguidora de un juego de Facebook llamado Ballena Azul, el cual incita a los participantes a auto herirse hasta llegar a la muerte.
Dos casos similares se reportaron en Chihuahua, uno en Parral donde presuntamente después de haber participado en los retos de este juego una joven de 14 años de edad fue ingresada de emergencia a Instituto Mexicano del Seguro Social por intoxicación farmacológica y múltiples cortaduras en brazos; del otro, en Jiménez, donde la madre de una chica de 13, lo denunció ante la policía después de encontrar a su hija herida de las muñecas.
En ambos casos, la fiscalía reconoció que sus principales líneas de investigación apuntan al macabro juego difundido en redes o sociales, principalmente en Facebook.
“Los jóvenes mexicanos son particularmente sensibles a este tipo de juegos que banalizan la muerte y se globalizan en las redes sociales porque en el país hay mucho desencanto por la corrupción y la impunidad y la violencia”....
“Al mismo tiempo no encuentran un proyecto de vida lo suficientemente atractivo y las redes les dan la oportunidad de ser protagonistas de una u otra manera aunque sea para matarse”, detalló el sociólogo Tomás Guevara, de la Universidad Autónoma de Sinaloa.
¿Cómo es que lo niños encuentran en esta red social ese paraíso enfermo, ese espacio obtuso donde convergen las ideas que encumbran al suicidio como una opción viable y liberadora?, ¿dónde está la moderación de contenidos en la que Facebook ha invertido tanto a nivel tecnológico y en personal capacitado?.
De quién es la responsabilidad de que un menor o un adolescente caiga en este abismo virtual de incitaciones y sugerencias mortuorias, porque este espacio en la red lleno de frases y recetas para encontrar la muerte se convierte en un refugio distorsionado, en un espacio que arropa con sus tentáculos a los jóvenes hasta succionarles en cada click, en cada like la última esperanza de vida.
En la intimidad de este paraíso suicida las voces de miedo se hacen más robustas, las inseguridades se agigantan y parecen insuperables, la soledad se ve falsamente subsanada por palabras huecas y promesas sin rostro, este tipo de grupos llega a adoctrinar de ideas erróneas a los jóvenes al grado de trastornar su percepción de la realidad.
Cómo rescatarlos, cómo extraerlos de este frenesí, de este trance al que los ha llevado una soledad abrumadora…
En mayo del 2016 se realizó en Durango la celebración del cuarto Congreso Internacional sobre Mobbing y Bullying, uno de los datos alarmantes que se dio a conocer fue que el bullying en México una situación alarmante ya que nuestro país ocupa el primer lugar a nivel internacional a tal grado que el 60 por ciento de los suicidios en niños es por este problema.
Revelaron que estudios indican que el 60 por ciento de los que practican el bullying a nivel escolar delinquen una vez que crecen porque se acostumbran a vivir en la impunidad de sus acciones a tal grado que pasan a ser depredadores sociales y fácilmente llegan a dar un “salto” a la delincuencia.
Los países latinoamericanos aplicarán sanciones penales a quienes practican el bullying como sucede en algunos países europeos donde esta práctica está prohibida. Miguel Ángel Estrada Gómez, presidente en México del Cuarto Congreso Internacional de Mobbing y Bullying dijo que las estadísticas que ubicaban a México en primer lugar de acoso escolar e infantil fueron del 2010 y desde entonces ya no se han realizado otras mediciones por lo que se desconoce si México sigue siendo el número uno en esta práctica.
El suicidio en los jóvenes de 15 a 19 años actualmente ocupa la tercera posición de muertes, sólo después de los accidentes de tránsito y homicidios por violencia intrafamiliar, según estadísticas oficiales.
“Si los muchachos no tienen con quien convivir se apegan a personajes o amigos cibernéticos que les dan posibilidades de pertenencia”, observó Marta Oseguera psicoterapeuta familiar de la Universidad Intercontinental.
“En medio de esa soledad los jóvenes están conectados internacionalmente rápidamente se enteran de eventos polémicos que les pueden resultar atractivos”.
La soledad es otro problema que ha afectado a la infancia y juventud mexicana un factor determinante es cuando ambos padres se incorporan al mundo laboral se genera una desatención hacia los hijos y eso propicia que ellos busquen llenar ese vacío con otras personas o alternativas.
Estos casos son la muestra de un universo lamentable que se expande , estas estadísticas con sabor amargo son el reflejo de niños que son ignorados, adolescentes que no son guiados, padres que no ven, no escuchan…
No se puede cambiar el mundo, pero un buen comienzo puede iniciar con lo que tenemos más cercano.
¿Puedo decir que los niños a mi alrededor son felices?...¿conozco el motivo de sus sonrisas, me interesa el porqué de sus lágrimas?, ¿Cómo es la infancia o la adolescencia de México de unos tres años para acá?, ¿cuál es la cara de los niños de nuestro país cuando leemos las noticias, qué mensajes nos dan las estadísticas cuando nos detallan el día a día de un menor de edad mexicano?
¿Su rostro es dulce y meloso, sus días transcurren con melodías y paisajes rosas, ¿son abrazados por el amor de su entorno próximo?... O están sumergidos en una densa nube de dudas, miedos e inseguridades, están clamando ayuda, enviando señales que no hemos sido capaces de descifrar y cuando finalmente lo hacemos … ya es demasiado tarde.
heqfe@hotmail.com
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2017-10-21 Suscripciones Ediciones Anteriores