Miguel Eduardo Jiménez Miguel / Verdad y Política
Cuenta regresiva a los actuales Ayuntamientos; ¬Ņqu√© hicieron y qu√© dejaron de hacer?
2017-08-02
A s√≥lo 149 d√≠as de finalizar el per√≠odo de cuatro a√Īos de los actuales Ayuntamientos, las condiciones de saber qu√© se logr√≥ hacer en cada uno de los ramos y qu√© no se pudo, comienzan a ser tema de cuestionamientos entre los corrillos sociales de nuestra regi√≥n, porque aqu√≠ no s√≥lo es Coatzacoalcos, sino que se trata de los 212 municipios del estado de Veracruz.
No hay temas especiales en el que se pueda analizar y opinar de manera directa sobre qu√© o cu√°les fueron las obras o programas directos emanados de cada administraci√≥n de su correspondiente demarcaci√≥n libre y soberano que se supone son los gobernados por alcaldes o presidentes municipales. Por lo regular, la primera impresi√≥n que sale en autom√°tico es que no pas√≥ nada, no se lograron concretar todas las promesas de campa√Īas.
Y es un tema que por lo regular se adelanta en la afirmación, vamos que nunca será así, porque es la naturalidad o costumbre de esta política nuestra, pero también por la diversidad de complicaciones en el actuar de cada administración. Las acciones negativas y repentinas que suelen aparecer en un período, vienen a impactar en los presupuestos y lo bien que se planea acaban por diluirse y más, como en el caso especial de Veracruz que producto de malos manejos en las finanzas de un gobierno saliente, dejó a esta entidad en el peor de los desastres económicos.
Coatzacoalcos y Minatitl√°n los municipios de mayor peso en la zona sur, se quedaron estancados en varios rubros, sobre todo la de obras y servicios p√ļblicos tan necesarios como el de vialidad, en donde las grandes extensiones de concreto hidr√°ulico que sol√≠an verse, quedaron un tanto frenadas; se lograron unas, pero se descartaron otras tantas.
En el rengl√≥n de construcci√≥n de nuevas escuelas, ya no fueron de relumbr√≥n y de las que a√ļn se resisten a ser vencidas por el tiempo, al menos con un poco de mantenimiento tienden a continuar sirviendo a los cientos de nuevas generaciones de estudiantes de los niveles b√°sicos.
Sin lugar a dudas el tema de inseguridad, es un rengl√≥n que tiene acaparados a todos, pero no por su soluci√≥n, sino por el grotesco crecimiento que ha penetrado a las entra√Īas; que hay zozobra, miedo, temor, pero a la vez ha perdido el asombro de tanta barbarie, porque hasta de ello se ha hartado nuestra sociedad, que ya no es noticia que se ensanchen los grandes titulares medi√°ticos mostrando lo que jam√°s pudi√©ramos haber pensado que esto estar√≠amos viendo y sintiendo en este nuevo siglo. Semejante pues a aqu√©l que inici√≥ casi junto con la Revoluci√≥n Mexicana, donde los ideales se confundieron y de grandes caudillos que luchaban por desterrar a los malos gobiernos, luego se convirti√≥ en la m√°s grande anarqu√≠a; robos, secuestros y asesinatos.
Pero dec√≠amos, claro que de estas administraciones dejan mucho que desear. Hay razones o del por qu√© no se lograron aterrizar las grandes tareas, se entiende que han sido paliativos y a mediana estatura lo poco que se ha logrado. Sin embargo, en los 149 d√≠as que le quedan a los cuatros largos a√Īos de trabajo, los actuales cabildos tratan de hacer algo m√°s para aprovechar hasta el m√°ximo los recursos que a√ļn les quedan en los rangos presupuestales.
Se esperan cierres interesantes, pues a pesar de todo, los recursos llegaron a los Ayuntamientos y quienes han sabido administrarlos dentro de lo correcto, seguramente tratar√°n de entregar cuentas y, que si ya no son de los objetivos marcados cuando en campa√Īas pol√≠ticas se ventilaron, cuando menos quedar√°n en el plano del buen intento.
Pero hay de aquellos que hayan hecho mal uso de las finanzas, porque aseguran quienes abanderados por otros colores y que entrarán al relevo dentro de 150 días, que sí habrán auditorías para esclarecer puntualmente en qué se utilizaron los recursos y por qué las deudas que es casi un hecho que quedarán como siempre, pendientes a merced de que las pague el que a continuación tome las riendas.
Y no hay tiempo para más, en menos de cinco meses la esperanza de ver cristalizados los deseos de un mejor municipio está en manos de los que hoy, quizá tampoco sepan si cumplieron o se quedaron a medias; de aquellos regidores y síndicos que se hayan puesto el overol, porque de los que nacieron buenos para nada, a esos hoy los impulsa el deseo de saber hacia a dónde les tocará continuar con su farsa de políticos trabajadores.
De Coatzacoalcos por decir algo, era com√ļn esperar cu√°ntos kil√≥metros m√°s crec√≠a el largo malec√≥n costero, porque en la idea del oriundo de esta tierra sue√Īa que alg√ļn d√≠a no muy lejano, puedan bordear toda la costa, para llegar con facilidad a los grandes fraccionamientos que han sido motivo del crecimiento hacia el poniente de la que un d√≠a fue llamada ‚ÄúLa Ciudad de Las Avenidas‚ÄĚ.
De Minatitl√°n era com√ļn saber cada que inicia una nueva administraci√≥n municipal si el gran bulevar que comparte con el municipio de Cosoleacaque, habr√≠a de sufrir el m√°s perfecto cambio para ilustrar una conurbaci√≥n de poblaciones que se jactan de tener tambi√©n grandes industrias o que ya podr√° contar con edificios culturales y unidades deportivas dignas para una pujante juventud deseosa de espacios.
Desafortunadamente, se van cuatro a√Īos y quedar√° para otra mejor oportunidad. Y vendr√°n otros cuatro m√°s, seg√ļn dicen se avizoran austeridades complejas, por lo que las otrora ciudades de la industria petrolera del sur de Veracruz, seguir√°n padeciendo de las incongruencias pol√≠ticas, quiz√° producto, dir√°n otros, de una mala elecci√≥n conseguida.
As√≠ que la cuenta regresiva del reloj de arena no se detiene, cada grano que se escurre es se√Īal de que est√° por terminarse y por ende al voltearlo de nuevo, literalmente a so√Īar otra vez que lo que viene ser√° mejor. ¬ŅPero a√ļn as√≠, qu√© novedades podr√≠amos esperar por el resto de los meses que les queda a las actuales autoridades?.. ¬ŅQu√© cuentas habr√°n de rendir en el √ļltimo informe?....
Estoy a sus √≥rdenes en verdadypolitica@outlookl.com y en Facebook Verdad y Pol√≠tica ‚ÄúLa Parresia de hoy‚ÄĚ.
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2018-08-15 Suscripciones Ediciones Anteriores