Miguel Eduardo Jiménez Miguel / Verdad y Política
¿Cómo será el perfil de la nueva comuna del 2018?
2017-06-25
Los preparativos para el cambio de administración municipal que se dará por mandado de ley el 1 de enero del 2018, son temas que ya se están dando en los bunkers de trabajo que los presidentes municipales electos han instalado, con reuniones de quienes serán sus más cercanos colaboradores, porque es sin lugar a dudas que lo que viene, es un estado de completa austeridad en el que no habrá despilfarros y que, por lo tanto, con poca gente habrán de comenzar sus gestiones.
Los municipios del sur de Veracruz, que quedaron en poder de partidos que triunfaron al calor de la inconformidad existente, es indudable que quienes tuvieron la oportunidad de poder elegir al gobierno que quisieron, no analizaron, creo yo, el uso del voto, y por ende quizá, serán los que tendrán que remar contra la corriente.
Los presupuestos que cada municipio obtendrán, la mayoría de éstos se irán en cubrir el gasto corriente y en ello, se toma como factor principal el pago de salario que es el que más lacera a los gobiernos. Y si ya se anticipan que habrá recorte total del empleado de confianza y que sólo el personal sindicalizado será el que se respete, entonces se avisora un inicio de año poco alentador.
Para el caso de los Ayuntamientos más importantes en la zona sur de Veracruz, la racionalidad de los gastos se verá, porque es más que clara la postura que al no contar con un gobierno de raíces compatibles ideológicamente, es difícil creer que contarán con todo el apoyo y de ahí que deberán sortear sus programas de gobierno con lo que tengan y hasta donde les alcance.
Y así, se presagia que los gobiernos entrantes, habrán de realizar un ajuste y dentro de la reingeniería, es casi un hecho que varias direcciones, subdirecciones u oficinas de apoyo, habrán de desaparecer y, si en verdad se espera un ajuste de raíces, serán de las propias comisiones de las regidurías desde donde se operen las tareas que habrán de otorgárseles en la primera sesión de cabildo, es decir, donde el alcalde, síndico y los trece regidores, que para el caso de Coatzacoalcos, estarán reunidos.
Es más que sabido que en los gobiernos priistas es donde se incrementaron los cargos, para cumplir con los compromisos que se adquieren en las campañas políticas. Luego de su larga práctica, éstas se han hecho costumbres y desde ahí el alto costo de sueldos y uso de personal que, también queda claro, siempre están de más.
Y será en este renglón, en donde el nuevo gobierno que entrará en funciones encabezado por el ingeniero Víctor Carranza Rosaldo, se pueda concretar algo del comentario de esta entrega. Se anticipa un estricto control de las finanzas públicas, porque el peso de las deudas que las administraciones salientes van dejando, es la enfermedad más grave que tienen que ir subsanando poco a poco. Es decir, en el panorama político, no habrá motivos y quizá, compromisos obligados que el hoy presidente municipal electo, tenga que salir a cumplir. Eso es lo que se puede ver. Sin embargo, supongamos que sí los haya, pero, tanto como los de un gobierno priista o panista, no está claro.
Por lo tanto, las trece regidurías con sus ramos a cumplir, tendrán que someterse a un trabajo real y sin descanso, insisto, si así se les tiene que encomendar, porque no habrá despilfarro y eso ya es un buen síntoma de lo que se presagia a partir de los primeros minutos del todavía lejano 2018.
Pero qué dependencias de un gobierno municipal, son las obligadas a existir. Un Ayuntamiento se constituye por un alcalde, un síndico y regidores, tanto cuantos sean considerados por su densidad poblacional. Luego de ahí, dentro de su organigrama principal y concreto, están; el Secretario y Tesorero Municipal. Ya de antemano, cada regiduría cuenta con sus comisiones diversas; Alumbrado, Limpia Pública, Agua Potable y Alcantarillado, Tránsito y Vialidad, Seguridad Pública, Mercados, Panteones, Ornato y hasta lo último, Cultura y Deportes.
Claro que el gobierno municipal de Coatzacoalcos, sostiene direcciones importantes, que ahora se les ha llamado Secretarías, desmembrando lo que la Ley Orgánica del Municipio Libre sostiene. En las últimas administraciones de extracción priista, para abultar el presupuesto y cumplir con los compromisos de grupos, se crearon éstas y sus prácticas continuas se hicieron casi ley, cuando que en realidad son absurdas e innecesarias. Las direcciones plenamente obligadas, son la de Obras Públicas y Gobernación Municipal y de ahí en adelante, sólo las Agencias y Sub Agencias Municipales, son los que se complementan porque dependen del Ayuntamiento constituido.
Luego entonces, si nos centramos en que el próximo cabildo municipal, estará compuesto, y emanados por diferentes ideales políticos, existirá la pluralidad y es casi un hecho que no todos jalarán parejo, porque así ha sido por tradición, será interesante, y es obvio que no son los tiempos para saberlo, ir barajando quiénes serán los que tendrán el control de los puntos esenciales de servicios exigentes y donde por supuesto, se sabe que hay un beneficio personal.
Ahora bien, es indudable que para el que de la noche a la mañana le cae del cielo una responsabilidad pública administrativa, y que no tenga el más mínimo conocimiento de los procedimientos y sin los estudios básicos académicos, tendrá que ir aprendiendo conforme avance el tiempo, y qué bueno que serán cuatro largos años para que así sea. No así para los que tienen la oportunidad de repetir en esos cargos o de algunos que por el ejercicio diario de servidores públicos en otras áreas, ya tienen “tablas” para cumplir.
Por lo tanto, el perfil que podría sostener, en el enfoque general la siguiente administración, es de una comuna que irá aprendiendo y se irá formando con la práctica diaria, porque, si tomamos en cuenta que ésta será la cuarta alcaldía encabezada con un funcionario que no es extraído por el Partido Revolucionario Institucional, y que no es político de carrera, en comparación con las anteriores, tendrá las similitudes, de aquellas, como la que lideró Francisco King Hernández (PAC-PPS), Dr. Marco Antonio Castellanos López (PARM) y Armando Rotter Maldonado (PRD), que con poco dinero, lucharon para sobrevivir en el ejercicio público municipal.
Para comentarios y opiniones a verdadypolítica@outlook.com y Facebook Verdad y Política “La Parresia de hoy”.
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2017-07-26 Suscripciones Ediciones Anteriores