Jair Robles / OPINI脫N
El burro, hablando de orejas
2017-06-24
Conforme pasan los d铆as desde que se dio a conocer un nuevo caso, -porque este no es el primero-, de espionaje en M茅xico en contra de diversas personas opuestas al actual gobierno, la reacci贸n del Gobierno Federal y de diversos actores pol铆ticos nacionales ha ido cambiando y tambi茅n los ha ido delatando.
La informaci贸n del New York Times, relata c贸mo algunos periodistas, defensores de derechos humanos y activistas en contra de la corrupci贸n, hab铆an sido blanco de intentos de vulnerar sus tel茅fonos con un software maligno (malware) que les permitir铆a monitorear todas las actividades que se desarrollan desde estos aparatos. De acuerdo a los rastros identificados de dicha investigaci贸n, todas las evidencias apuntan a que dichos ataques habr铆an salido desde diversas entidades del gobierno federal, ya que estas son las 煤nicas a quienes se les habr铆a vendido dichos instrumentos de parte de la empresa israelita NSO, que desarrolla y vende estos programas.
La primer reacci贸n del Gobierno Federal, como la del marido que fue cachado siendo infiel, fue negarlo y su cinismo se basaba en que parte de las caracter铆sticas de estos programas de espionaje es que no pueden ser rastreados, de manera que resulta pr谩cticamente imposible determinar qui茅n los mand贸.
Tan seguros se sent铆an en el gobierno, que un d铆a despu茅s de darse a conocer esta informaci贸n el presidente envalentonado, se dirigi贸 a algunos miembros de la prensa que lo acompa帽aban al regreso de su participaci贸n en la reuni贸n de la OEA, dir铆a que; 鈥渟i son tan machitos (los espiados), pues que presenten una denuncia鈥. Dos d铆as despu茅s en otro evento, esta vez en el Estado de Jalisco, ped铆a a la PGR que investigara y en su caso culpara a aquellos que trataban de difamar al gobierno. Declaraciones que horas despu茅s habr铆an de ser esclarecidas por el propio Pe帽a Nieto, pero que corresponden con la manera en que este gobierno ha actuado, cada vez que es evidenciado haciendo algo que de ser investigado por instancias confiables, muy probablemente concluir铆an que han sido actos al margen de la ley.
Hasta ese momento, los 煤nicos en hacer un reclamo p煤blico, hab铆an sido las personas que de acuerdo a lo reportado en el peri贸dico norteamericano, hab铆an sufrido dichos ataques y algunas organizaciones de la sociedad civil. Pero conforme pasan los d铆as, los pronunciamientos de diversos actores pol铆ticos y organismos internacionales se han venido sumando al reclamo en contra del gobierno y la exigencia de que se identifique a los autores de estas acciones de espionaje.
Uno de los reclamos m谩s fuertes ha provenido de la dirigencia del PAN, quienes a trav茅s de una conferencia de prensa encabezada por su dirigente Ricardo Anaya, declararon que a trav茅s de sus representantes en el Congreso, llamar谩n a comparecer al secretario de Gobernaci贸n y al director del CISEN, amenazando que no se detendr谩n hasta llegar a las 煤ltimas consecuencias. El reclamo de los panistas se dio despu茅s de que el propio presidente del partido y algunos otros miembros destacados de este instituto pol铆tico, se dieron cuenta de que ellos tambi茅n hab铆an sido v铆ctimas de intentos de espionaje con el software PEGASUS.
Es muy probable que la rabia de Anaya, no se deba tanto a que el gobierno haya espiado a Aristegui o a Loret de Mola, entre otros, sino que su molestia radica en que a 茅l tambi茅n lo tienen en sus redes y que aquella ma帽ana que demostr贸 en la llamada que se filtr贸 hace tiempo donde le indica a Yunes Linares, que cheque el n煤mero ($$$) que le mand贸 por mensaje por precauci贸n a no ser grabado, finalmente si est茅 registrada en alg煤n lado.
Haciendo un par茅ntesis, 驴a caso a nadie le sorprende c贸mo es que el presidente del PAN, que recibe millones de pesos al a帽o de financiamiento p煤blico, tiene que recurrir a quien en ese momento era tan solo un diputado federal de su partido, para pedirle dinero?
Volviendo al tema de este art铆culo. Conforme pasan los d铆as m谩s actores pol铆ticos se van dando cuenta que ellos tambi茅n han sido blancos de este tipo de espionaje. As铆 lo declar贸 Ivonne Ortega, exgobernadora y exsecretaria general de PRI.
Seg煤n un reportaje publicado por el medio Eje Central, son m谩s de 729 los blancos de espionaje que ellos tienen registrados de acuerdo a documentos con los que ellos cuentan del a帽o 2015.
En alg煤n momento el propio gobierno se dio cuenta que su primera reacci贸n no solo era insatisfactoria para las v铆ctimas, sino que de mantenerse en esta actitud quedaba en evidencia su autor铆a. Ya que si ante un hecho como este, el gobierno tiene la certeza de no haber sido el autor, eso implica necesariamente que hay alguien m谩s con la capacidad y el inter茅s de estar espiando a ciudadanos mexicanos, que de pura casualidad son personajes inc贸modos ante el actual r茅gimen. Y si esto fuera cierto, no ser铆a solo posible, sino preocupante que estos mismos personajes est茅n espiando al gobierno mismo, si tanto inter茅s tienen por los asuntos pol铆ticos en el pa铆s. 驴No deber铆a de ser el gobierno el primer interesado en dar con los operadores de esta campa帽a de espionaje? Si hay alg煤n escenario que ponga en riesgo la seguridad nacional, este ser铆a que una agente o grupo externo al gobierno, tenga la capacidad de espiar y conocer los secretos de estado.
Quiz谩 y por eso los encargados de la comunicaci贸n desde la presidencia, optaron por cambiar su estrategia y en voz del mismo presidente, ahora ha pedido a la PGR actuar con celeridad en torno a las acusaciones en contra de su gobierno y tambi茅n declara que 茅l mismo ha recibido este tipo de mensajes.
Es muy probable que esto sea cierto, ya que si algo ha quedado en evidencia en los 煤ltimos meses es que en este nuevo mundo interconectado, todos los gobiernos se est谩n espiando unos a otros.
A ra铆z de que se ha venido ventilando la supuesta intervenci贸n de los rusos en las elecciones norteamericanas, ha quedado claro que las llamadas telef贸nicas del embajador ruso en ese pa铆s son constantemente escuchadas por las agencias de inteligencia estadounidenses y nadie se siente sorprendido.
Lo que est谩 un poco m谩s dif铆cil de explicar es 驴por qu茅 y qui茅n, que no fuera el mismo gobierno federal, estar铆a interesado en espiar a los personajes que se dieron a conocer en el reportaje del New York Times en los momentos en que se intent贸 llevarlo a cabo?
Ante estos hechos lo 煤nico que le queda al gobierno es llevar a cabo la misma estrategia que ha seguido en las acusaciones de corrupci贸n. As铆 como la corrupci贸n es un asunto cultural, donde todos los pol铆ticos son corruptos. En el caso del #GobiernoEspia, ahora resulta que todos son espiados y todos son esp铆as.
No nos sorprendamos de ver en unos d铆as revelaciones de todos los gobiernos estatales que han contratado este tipo de sistemas y escuchar a Enrique Ochoa, declarar que se siente indignado cada vez que se entera de que alg煤n mexicano est谩 siendo espiado.

DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edici髇 Impresa
Portada 2017-07-26 Suscripciones Ediciones Anteriores