Leo Zuckerman / Juegos del Poder
El siglo más violento de la historia de la humanidad
2017-06-14
Entre 1900 y 1987, 170 millones de civiles o militares inactivos fueron asesinados intencionalmente por gobiernos de distintos países. Esto, de acuerdo a R. J. Rummel, politólogo de la Universidad de Hawái, quien compiló las estadísticas de inocentes que fueron víctimas de genocidios, masacres, ejecuciones extra judiciales, asesinatos, trabajos forzados y hambrunas organizadas ex profeso por distintos Estados durante gran parte del siglo XX.Al reportar esta cifra en The Athlantic Monthly(11/2003), Bruce Falconer lo puso en perspectiva: un país que tuviera esta población sería hoy la sexta nación más poblada de la Tierra. En términos comparativos más cercanos, el número de personas asesinadas corresponde aproximadamente a 1.5 veces la población de México.
R.J. Rummel ha utilizado el neologismo “democidio” para definir el fenómeno de los asesinatos intencionales del Estado de población civil o militares inactivos. Este término trata de combinar los genocidios (producto del odio racial, étnico o religioso) con los homicidios políticos de disidentes y el asesinato colectivo e indiscriminado. Para Rummel, el “democidio” siempre es cometido por los gobiernos intencionalmente y de manera organizada, como la recaudación de impuestos o la construcción de caminos.
En el número citado deThe Athlantic Monthly, Bruce Falconer argumenta, con razón, que “el ‘democidio’ no es un fenómeno nuevo; sin embargo, los expertos concuerdan que el asesinato patrocinado por el Estado se aceleró de manera importante durante el siglo XX. Las razones de esto son variadas e incluyen los avances tecnológicos, en las comunicaciones, en los transportes y en general en todo lo que mejoró y dinamizó la logística para llevar a cabo los asesinatos en masa. Quizá lo más importante, sin embargo, fue el surgimiento del Estado moderno burocrático. Las burocracias centralizadas simplificaron la tarea de identificar y seguir la pista de las víctimas, además de proveer el manto institucional por el cual los culpables pudieron esconderse”.
En siglos precedentes, los asesinatos en masa se hicieron con un motivo fundamentalmente económico (para apropiarse de riquezas o de territorios); sin embargo, durante el siglo XX la principal razón para que el Estado matara tuvo que ver con la supuesta construcción de nuevos órdenes sociales. De esta forma, dice Falconer, los culpables fueron “regímenes políticos autoritarios como los comunistas y fascistas, que trataron de reformar violentamente a la sociedad de acuerdo a sus planes ideológicos o raciales”.
No por nada, entonces, son tres regímenes los que fueron los principales criminales del siglo XX: el soviético durante la época de José Stalin, el nacionalsocialista de Adolfo Hitler y el comunista chino en el periodo de Mao Tse Tung. Estos hombres, que prometieron la creación de una nueva sociedad, supuestamente superior, asesinaron en su camino a más de cien millones de inocentes que no comulgaban con sus ideas, que tenían otra religión, que eran discapacitados o que simplemente no entraban en los planes de la construcción de un “hombre nuevo”.
Vale la pena mencionar los peores “democidios” en términos proporcionales. El primer lugar se lo lleva el dictador camboyano Pol Pot quien en sólo cuatro años (entre 1975 y 1979) mató a un tercio de la población de su país. En un nada honroso segundo lugar le sigue la masacre ocurrida en 1994 entre Tutsies y Hutus y que significó la pérdida del 14% de la población de Ruanda (esta masacre no está contemplada en las estadísticas de Rummel). Entre 1909 y 1918, los turcos mataron al 9% de su población de origen armenio.
Cabe la pena destacar que, aparte de los 170 millones, perecieron otros 34.4 millones más durante el siglo XX producto de las guerrasentre Estados y conflictos internos como las revoluciones. Así, entre los asesinatos intencionales de los Estados y las guerras del siglo pasado, murieron más de 200 millones de seres humanos.No por nada, el ilustre historiador Eric Hobsbawmargumentó que el siglo pasado fue el más sangriento en la historia de la humanidad.

Twitter: @leozuckermann
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-08-22 Suscripciones Ediciones Anteriores