Psic. Eliseo Guzmán Chávez / Capsulas Empresariales
Posizquierdismo, la perversa simulación
2017-04-25
“Vivimos en la época de los Fake News.
¿Qué es verdad y que no lo es? La nuestra
nos empuja a hacernos esa pregunta. . . En
algún lugar entre la mentira y la verdad
yace la verdad”.
Elena Geuna
Alex Vicente. El PAÍS. 7/4/17

¿Sus verdades? Siempre nos parecieron acicaladas insinuaciones, habituales en los añejos mitos académicos y políticos de “última generación”, simples alusiones lucrativas dichas en todos los tonos y medios, principalmente impresos, mosaico propicio porque ahí las cosas dichas, adquieren el valor de democrático y también, de elemental preparación como demanda mínima para exponer juicios compartidos, lo mismo, la valiosa libertad de elegir ha sido también una apuesta a las ilusiones, a las posibilidades de creer en ellas, por eso en un par de décadas atrás, políticos periodistas todavía tuvieron éxito, y cinismo, como para presumirnos esa conocida y censurable forma de vida. Dependientes de sus poderosos dueños públicos, fueron inmunes a cualquier juicio. Pero en estos tiempos, las percepciones y las interpretaciones de la necesaria moral adquieren otras tonalidades, con las redes sociales como elemental alternativa, la credibilidad se traduce en inmediata aceptación o rechazo y la demanda de la verdad es un estado de ánimo generalizado e incuestionable. Los tradicionales medios (prensa y radio esencialmente), los de seriedad y prestigio, afortunadamente, crecen y se superan en un nuevo campo de comunicación propiciado y patrocinado por la ética social, ya no se puede mentir y menos sorprender a nuestros lectores.
No es tan complicado, propongo un ejemplo, la de ciertos profesores universitarios de tiempo completo (incluidos jubilados), periodistas y políticos priistas algunos, economistas de profesión otros, y no les veo a ellos otra faceta que no sea la comodidad del cubículo universitario, y la “obligación” de llenar cuartillas sobre la lucha de clases, la pobreza, el hambre, la miseria y la necesidad nacional de una nueva doctrina económica y el desgarre personal de las vestiduras como inmaculada protesta por tamañas carencias; nunca hemos creído en los izquierdistas panzones, con sobrada riqueza, o notable abundancia, la izquierda no exagera con sus ambiciones, no tienen ningún valor que no sea el democrático y la lucha por acabar con la desigualdad social, sobre todo en hambre y pobreza extrema, ¿Sabrán qué significa ser luchador social? No me refiero a conocer la biografía de los auténticos (Heberto Castillo), cuando mucho, solo hacen referencia a esas ejemplares banderas y lo único que tienen en su currículo es el movimiento del 68, y con ese manto, han logrado el milagro del ocio y el enriquecimiento personal en un sistema político que todo lo corrompe. ¿inocultables evidencias? casas, coches, propiedades, puestos importantes en el gobierno en turno, cobrando, sumado, el salario laboral por comisión universitaria y sueldo oficial, y algún negocillo incluso de edición que en ese ambiente deja buena lana ¿cierto? También algunos lujillos personales como perder dos o trescientos mil pesos en una noche de póker, ¿estos son nuestros luchadores sociales oficiales? ¿Los dueños de la defensa de la pobreza y la diferencia de clases? Mitos y cuentos, estimado lector, en nuestro país, la pobreza es obligatoria y la corrupción es Revolucionaria e Institucional, y daña todos los ambientes, el universitario no es la excepción, es un buen distractor y prestigiado refugio, el mejor ejemplo es el Matusaleno líder del FESAPAUV, y la complaciente pasividad de la comunidad universitaria, agachona, mediocre, chambista y feliz con su eternizado líder, su orgulloso representante (ha sido diputado, y aspirante a todo rejuego público donde puedan caber su ambiciones a costillas de la UV), individuo que seguramente les da todo. ¿Acaso no conocen sus derechos? Maestros que viven de la comodidad del favor y el ocio corruptor, ¿Miento? Todo huele mal en nuestro corrompido territorio.
Nos dan miedo los académicos demagogos de la enseñanza del conocimiento y de la vida política doméstica, de la economía política, del cuento semanal o cotidiano en la prensa, del rollo antiinstitucional, medio al que han pertenecido siempre y fingen aborrecer, simulación, pues no saben hacer otra cosa que obedecer y continuar con su mediocre papel de siervos para conservar su tren de consumo y vanidades. Seamos honestos, ¿dónde está la verdad de su izquierdismo, si buscan con desesperación la nómina del puesto para continuar con una hipócrita y rentable vida política, no importa el partido político en turno? En Veracruz, el mesías de la regeneración nacional, se está rodeando de equivocados apóstoles en la evangelización al cambio honesto, sin traiciones, ni mentiras al pueblo, pero, pues todos traen el sello de la abundancia mal habida y la oculta obediencia institucional de origen, ¿o significa que los expriistas, expanistas, experredistas confesos y demás mugres, ahora si serán un modelo de cambio, y que ante la oportunidad de ser honestos, se olvidaran de abusar y robar? Esto me recuerda un encabezado en primera plana, de la amarillista revista “Alarma” que causo escándalo (y atropello social) a la moral cristiana a principio de la década de los 70, y a propósito de la “posverdad” y que el asesor de asesores de todos los gobiernos veracruzanos nos puede explicar mejor, esencialmente todo sobre la doble moral: “DE DÍA CONTADOR, DE NOCHE LILO”. “En algún lugar entre la mentira y la verdad yace la verdad”.

Cualquier sugerencia o comentario, bienvenido, nuestro correo: eliseoguzmanch@hotmail.com
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-08-22 Suscripciones Ediciones Anteriores