Rocío Nahle / Opinión
Historia y politización de la presa del Yuribia
2017-02-26
‚ÄúHay que ser serios, porque cuando se pierde la credibilidad, se pierde la respetabilidad‚ÄĚ.
Como representante ante el Congreso de la Uni√≥n del distrito 11 del estado de Veracruz, cabecera en Coatzacoalcos, el pasado 11 de Enero present√© un punto de acuerdo en la comisi√≥n permanente en referencia al problema que hemos padecido desde hace a√Īos, por la carencia de agua o por la interrupci√≥n de suministro del vital l√≠quido que proviene de la presa del Yuribia.
En dicha solicitud detall√© las consideraciones de un problema a√Īejo que tenemos en el sur de Veracruz, donde la relaci√≥n y acuerdos con los hermanos de la sierra de Tatahuicapan han sido de altos y bajos por m√°s de 20 a√Īos, siempre tratando en forma respetuosa cohabitar en forma arm√≥nica.


LAS CONSIDERACIONES

En las √ļltimas d√©cadas del siglo pasado, la zona sur fue el auge de la industria petroqu√≠mica, que trajo grandes beneficios a todo el pa√≠s. La entrada en operaciones del complejo Pajaritos, en 1967, y la construcci√≥n de los complejos La Cangrejera (1980) y posteriormente el Morelos (1988) fueron detonantes de la econom√≠a regional y nacional. Con el aumento de las actividades econ√≥micas en estas ciudades vino tambi√©n un incremento importante en la poblaci√≥n que las habitan y con ello los problemas que conlleva la contin√ļa urbanizaci√≥n, por ejemplo, el abasto del agua se volvi√≥ un asunto cr√≠tico.
Los pozos que abastec√≠an el agua a Coatzacoalcos resultaban insuficientes, frecuentemente se contaminaban con las aguas pluviales, la continua deforestaci√≥n imped√≠a la recarga natural por los terrenos arenosos, ocasionando que algunos de los excedentes fueran vertidos al r√≠o Coatzacoalcos o al Golfo; otras m√°s comenzaron a correr por encima de las calles y se desalojaban por donde encontraran su curso seg√ļn los desniveles del terreno, contaminando las norias que todav√≠a en la d√©cada de 1980 estuvieron enclavadas en el vivero municipal. En una circunstancia semejante se encontraba Minatitl√°n, ya que al igual que la primera poblaci√≥n, su abastecimiento de agua se encontraba en Canticas, perteneciente a Cosoleacaque, este √ļltimo tambi√©n ya presentaba problemas en el abasto del vital l√≠quido.


CONSTRUCCI√ďN DE LA PRESA

De lo anterior resultó que a principios de la década de los ochentas en numerosas colonias de Coatzacoalcos y Minatitlán el vital líquido en ocasiones estaba ausente por más de dos semanas, lo que generó movilizaciones sociales que consiguieron captar la atención de los respectivos gobiernos municipales y del estatal. Para garantizar el abasto de agua a Minatitlán y Coatzacoalcos se explotaron varias opciones, entre ellas la construcción de la presa Yuribia, en lo que actualmente es Tatahuicapan, en la sierra de Santa Martha, cerca de manantiales, además en la región se tienen altas precipitaciones pluviales con escurrimientos, por lo que se estimo que el abasto del vital líquido sería ilimitado.
De tal forma, la construcci√≥n de dicha presa fue la opci√≥n que ofrec√≠a los gastos de extracci√≥n y distribuci√≥n m√°s bajos; adem√°s de permitir ampliar la red a m√°s poblaciones. Las obras de la presa y el tendido de los ductos comenzaron en octubre de 1984 y dos a√Īos despu√©s se efectu√≥ la inauguraci√≥n que comprende los 64 kil√≥metros de tuber√≠a de acero que transportan el agua, pero, desde el inicio de los trabajos, hubo conflictos con los habitantes de Tatahuicapan, ya que su opini√≥n no era atendida para realizar la obra, la presencia de los tubos en el manto acu√≠fero fue considerada por los habitantes del lugar como un atentado contra las deidades y seres que ah√≠ viven.


USOS Y COSTUMBRES

Tatahuicapan es una comunidad ind√≠gena con su muy respetable sistema de valores y creencias, en que la relaci√≥n con los elementos naturales como agua, tierra, flora y fauna tienen un significado distinto al que le atribuye la cultura occidental, y cabe se√Īalar que por efectos de diversos tratados internacionales de los que M√©xico es parte, estas comunidades tienen derechos sobre los terrenos que tradicionalmente han ocupado y sobre los recursos naturales que en ellos se encuentran.
Ante la inconformidad por parte de los pobladores de Tatahuicapan para ceder su agua se les ofreci√≥ a cambio obras p√ļblicas que elevaran su bienestar, lo que result√≥ en un acuerdo entre autoridades estatales, municipales y representantes del lugar.
Con la entrada en funci√≥n de la presa los problemas de suministro de agua en Coatzacoalcos y Minatitl√°n se redujeron en un noventa y cinco por ciento; sin embargo, el pacto fue cumplido por los ejidatarios, pero no por las autoridades que dejaron obras inconclusas y solamente env√≠an eventualmente alguna m√°quina para aplanar una calle o abrir un nuevo drenaje‚ÄĚ tal como lo detalla Roca Guzm√°n, Mar√≠a Elena. Tradici√≥n y modernidad: conflictos y movilizaciones en Tatahuicapan de Ju√°rez, 1984-2010 en su tesis para obtener el grado de doctorado en historia y estudios regionales, Universidad Veracruzana en el 2013.


CONFLICTOS

Ello ha generado desde entonces conflictos en los que los pobladores toman las instalaciones de la presa y dejan sin agua a la zona sur del estado. A mediados del a√Īo pasado, esta situaci√≥n se recrudeci√≥, cuando habitantes de la sierra amenazaron con evitar el suministro de agua si el gobierno estatal no daba los recursos para obras que se encuentran inconclusas desde hace varios a√Īos, como son el asfaltado de la v√≠a Mezcalpan-Zapotitl√°n, los puentes Encinalillo y Pilapillo, entre otras. A esas fechas, el gobierno ya hab√≠an pagado 2.5 millones de pesos, pero se requer√≠an 17.5 millones m√°s para concluir las obras pendientes.
Ante la falta de la entrega de dichos recursos econ√≥micos en noviembre pasado los Tatahuicapences rompieron una tuber√≠a de la presa Yuribia, posteriormente, en los primeros d√≠as de este a√Īo tomaron las instalaciones de la presa para cerrar las v√°lvulas, volviendo a dejar sin agua a m√°s de medio mill√≥n de personas. La situaci√≥n prevaleci√≥ hasta el pasado domingo 8 de enero cuando, por mediaci√≥n del Gobernador, se pact√≥ la apertura del sistema de agua, sin que se dieran a conocer los t√©rminos de la negociaci√≥n.


APROBACI√ďN DEL CONGRESO DE LA UNI√ďN

Mi solicitud fue aprobada por unanimidad y la Comisi√≥n Permanente del Congreso de la Uni√≥n exhort√≥ de manera respetuosa al gobernador del Estado de Veracruz a que haga p√ļblicos los acuerdos del pasado 8 de enero, entre el gobierno y la comunidad de Tatahuicapan, que llevaron a restablecer el suministro de agua de la presa Yuribia. Asimismo, se d√© cabal cumplimiento a los diversos acuerdos que el gobierno de Veracruz ha celebrado con el municipio Tatahuicapan y con la comunidad de este municipio, a fin de que se solucione el conflicto por el uso del agua de dicha presa.
El Congreso de la Unión exhortó también de manera respetuosa al Gobernador a que garantice el suministro de agua proveniente de la presa Yuribia para Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, con pleno respeto de los derechos humanos de las comunidades indígenas, en especial los referentes a las tierras que tradicionalmente han ocupado y los recursos naturales que en estas se encuentran, derechos tutelados por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los tratados internacionales en la materia de los que México es país signatario.


SE√ĎALAMIENTOS FALSOS

Ante esto, es necesario mencionar que el Gobernador ha estado haciendo se√Īalamientos falsos en este conflicto a√Īejo, politizando un tema tan serio. Primero se√Īal√≥ a la Diputada local de Cosoleacaque de haber participado en una reuni√≥n de sabotaje, cuando la diputada comprob√≥ que estaba en ese momento, en sesi√≥n en el Congreso local en la ciudad de Xalapa, despu√©s se√Īal√≥ a Morena de estar atr√°s de este conflicto, cuando el partido tiene solo 3 a√Īos de formaci√≥n, y ahora se avent√≥ la mentira al decir que L√≥pez Obrador recibi√≥ dinero por este tema.
En Morena celebramos que la FEPADE, la PGR y todo el aparato institucional hayan iniciado las investigaciones de dichas acusaciones, porque es claro que una vez más, quedara en evidencia que es otra mentira mas del régimen, que le fabrican al puntero en las encuestas rumbo a la elección presidencial del 2018.
Diputada Federal
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2018-08-17 Suscripciones Ediciones Anteriores