Ma. Elvira Santamaría Hernández / En Pocas Palabras
Don Rafael Marquet, el caballero del petróleo
2017-01-24
Quienes en algún periodo de los últimos cincuenta años, se han dedicado al periodismo en la región sur de Veracruz, o han cubierto la fuente petrolera en la Ciudad de México o incluso en el extranjero, saben que la referencia obligada para informarse sobre lo que ha sido Petróleos Mexicanos, es quien fuera su vocero por prácticamente una vida: don Rafael Marquet Martínez de Escobar.
Este gran personaje que para fortuna nuestra se quedó para siempre en Coatzacoalcos, ha sido testigo y partícipe del despegue petrolero de la sonda de Campeche, habiendo incluso atendido al pescador Rudecindo Cantarell, descubridor de las chapopoteras que dieran origen al mayor hallazgo de crudo de la historia de México; y también del boom petroquímico de los años sesentas, setentas y parte de los ochentas, con la construcción y desarrollo de los grandes complejos de Pajaritos, Cosoleacaque, Cangrejera y Morelos.
Recientemente nos saludamos y conversamos brevemente sobre los tiempos vigorosos de Pemex, una empresa honró con una trayectoria ejemplar, a la que sigue queriendo como cuando inició en ella siendo un muchacho y cuyo presente confiesa que le lastima.
Desde hace años, en el 2009, don Rafael Marquet, al ofrecer una plática a los socios de la Cmic, alertó sobre el declive en la producción petrolera y sobre las técnicas cuestionables que se estaban utilizando sobreexplotando los pozos de Cantarell y que a la larga los inutilizarían.
También señaló la necesidad de aumentar la capacidad de refinación del país y de impulsar la producción de materias primas para fertilizantes.
No tenía una bola mágica, simplemente conocía, como muchos petroleros de esta región, la verdadera situación de la industria petrolera y sus necesidades.
En Petróleos Mexicanos abundaron los grandes trabajadores, que dieron fama y lustre a la empresa dentro y fuera del país, gente que como el señor Marquet amaron a su empresa y le brindaron lo mejor de su capacidad mientras tuvieron fuerzas.
Desgraciadamente en Pemex, fue disminuyendo el petróleo y aumentando los saqueos, por parte de altos jerarcas gubernamentales y por otros dizque trabajadores y funcionarios que desde el sindicato o puestos de confianza se enriquecieron robando, estafando y debilitando la industria.
Hoy don Rafael Marquet, baluarte de aquella orgullosa estirpe petrolera que la situó en los primeros lugares del mundo, está terminando un libro que seguramente resultará de gran interés para quienes han formado parte de Pemex y también para quienes hemos vivido cerca de esa aún, extraordinaria y noble empresa mexicana.
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-11-24 Suscripciones Ediciones Anteriores