Psic. Eliseo Guzmán Chávez / Capsulas Empresariales
Con “inevitable” ganas de joder
2017-01-05
“Cuando la población saquea,
se llama rapiña, cuando el gobierno saquea se llaman reformas”.
C. Varela
2014
(Mensaje en redes)

Habló el dueño del país: “no permitiremos abusos de quienes cometen tropelías y vandalismo en el marco de las protestas por el aumento de los combustibles. . .” (Reforma. 4/1/17). Los que ya no pueden permitir más tropelías y vandalismo con la riqueza del país ni alzas, ni abuso de ningún tipo, son los habitantes de esta gran nación, territorio diezmado por la insensibilidad de Peña Nieto y su grupo gobernando desastrosamente el país. El dueño del negocio privado más rentable e importante que posee y que se llama México, vive soberbio y se manifiesta sintiéndose poderoso y amenazante,empecinado en torcer un régimen totalmente ajeno a lo que prometió, se le olvida que el pueblo lo escogió para gobernar, no para destruir la riqueza de la República mediante un desmedido saqueo y atentar contra la seguridad ciudadana través de la fuerza pública o el ejército dispuestos al llamado para sofocar una legítima y organizada protesta pacífica por el miserable atentado a la nación, ni tampoco para que la jodan, como él mismo menciona al ser traicionado por su conciencia ante el resultado de sus abusos; el país ya está cansado de tanta agresión e injusticias de esta detestable clase política inspirada en traicionar la confianza ciudadana, con tropelías y burlas. De hecho Peña, nos da a entender que fue una “decisión primordial para velar por el bienestar del país de la estabilidad económica del país” y como si nosotros fuéramos culpables.
Miente, desde hace más de 30 años que el país no tiene ni estabilidad económica, ni social con tanto crimen, un inenarrable muestrario de delitos, sangre y muerte, así mismo el narcotráfico con sus amenazantes derivados, ventajosos para la burocracia útil para seguir traicionando la confianza del pueblo; dijo que el alza de la gasolina “era inevitable y reconoce la molestia y el enojo popular” después de esos extraños juicios y supuestos y alarmantes desmanes calificados como vandalismo, la Segob también se sumó a la calificación oficial sobre que “los actos vandálicos son ajenos al “gasolinazo”.
Claro que son ajenos, pertenecen al mismo gobierno, a su misma y tradicional estrategia de romper mediante la irrupción de profesionales contratados o elementos de sus mismas corporaciones y generalmente de otros estados o municipios, para contaminar y deshacer las protestas pacíficas que saben les hacen daño, daño irreversible en un futuro inmediato, porque los exhiben, y ahora con la presencia de las redes sociales se les revierten y se descubren así mismos en su propio caldo de cultivo y sus anacrónicas malas artes. Peña, un político de mentalidad antigua que avanza sin querer saber y menos entender que, cansado de tanto atropello, en el pueblo hay un enorme dolor y un sentimiento de rechazo a este régimen y sus políticos quienes usualmente se mueven inspirados en descomponer a como dé lugar la estabilidad social. No se dan cuenta que ahora están en un aparador nacional donde todas sus fechorías son visibles, incluso desde el exterior donde las condenan y critican. Algunos diputados ya empiezan a rechazar privilegios, no solo con el dinero que se les regala para comprometerlos, pues tienen salón de belleza unisex y gastos suntuosos y consumistas para cooptarlos, servicio de restaurante y bar. Un gran ejemplo es la bancada de Movimiento Ciudadano, quienes rechazaron los vales de gasolina programados y asignados para combatir el infame golpazo a la nación.
La inconformidad nacional crece como bola de nieve a lo largo y ancho del país, hagan lo que hagan ya no se detendrá, ¿el motor principal del solicitado cambio? el hartazgo y el deseo colectivo de recuperarlo todo, por la vía pacífica y aplastante de la razón, motivo nacional que conduce al país a otro estadio. Los transportistas (urbanos y taxistas) de la zona sur del estado con efervescente sentimiento de ira colectiva, “apagaron los motores” (“800 unidades de trasporte, 4 mil taxis”) con el respaldo del pueblo, con un inicial paro de 24 horas como primera medida si no hay marcha atrás y diálogo oficial sobre la irracional medida de dañar al país con semejantes locuras políticas. Nuestro gobernador azul ha perdido la oportunidad de ponerse del lado del pueblo, demostrando una vez más su equivocada y obsoleta inclinación política.
Lástima. La indignación nacional de sus habitantes, cada minuto que pasa contagia y crece, crece veloz e incontenible y no creo que nada la detenga conforme pasen las horas y los aciagos días, No quisiera estar en los zapatos de Peña Nieto cuando se trata de joder y vea que tiene a todo el país enjuiciándolo y pidiendo su cabeza y la de su nefasto grupo.
A partir del primero de enero la sociedad tomó la iniciativa de restablecer los destinos de esta admirable y enorme nación.

Cualquier sugerencia o comentario, bienvenido. Nuestro correo: eliseoguzmanch@hotmail.com
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-09-19 Suscripciones Ediciones Anteriores