Sergio Sarmiento / Jaque Mate
Medidas cautelares
2016-05-29
“Todos los animales son iguales,
pero algunos son más iguales que los otros.”
George Orwell

CIUDAD DE MÉXICO.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ha encontrado un aliado en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para mantener plantones permanentes en áreas públicas. La primera visitaduría general ha pedido a las autoridades la adopción de “medidas precautorias” a favor de los activistas en los plantones de la Ciudadela de la Ciudad de México y el parque Central de Tuxtla Gutiérrez. No importa el tiempo que duren ni los daños a los demás.
En Chiapas la CNDH exige a las autoridades que “lleven a cabo las acciones necesarias para salvaguardar los derechos de libre manifestación, de protesta pública pacífica y de expresión de las personas que participen en las manifestaciones que se llevan a cabo en el parque Central de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez”. Demanda que “en todo momento se privilegie el diálogo” y señala que las medidas cautelares deben estar vigentes “por el tiempo que dure dicha manifestación hasta su total conclusión”. En otras palabras, si la CNTE quiere mantener el plantón durante años, o extenderlo a cualquier área pública, tiene derecho.
La autoridad sólo puede dialogar con los líderes para tratar de persuadirlos de levantar los plantones.
En la Ciudad de México la CNDH ha pedido medidas cautelares a favor de la CNTE el 24 y el 26 de mayo. En este último documento exige “salvaguardar la libertad, integridad y seguridad personales de quienes ejercen su derecho a manifestarse públicamente en el plantón instalado en la plaza de la Ciudadela. Estas medidas precautorias se le solicitan por el tiempo previsto para el desarrollo de las manifestaciones de los profesores”. Si la CNTE decide establecer un nuevo plantón permanente, como el (de tiendas vacías) que ocupó el monumento a la Revolución de septiembre de 2013 hasta el desalojo de febrero de 2016, puede hacerlo.
En México los manifestantes tienen más derechos que los ciudadanos comunes y corrientes (no ocurre lo mismo en Francia, España, Estados Unidos u otros países democráticos). Si yo decido quedarme a vivir en carriles centrales del Paseo de la Reforma, como Andrés Manuel López Obrador en 2006, seré desalojado porque sólo soy un ciudadano. Pero si pertenezco a una organización política puedo quedarme a vivir.
La CNTE busca frenar la reforma educativa porque, entre otras razones, obliga a los maestros a asistir a clases y a ser evaluados. Aceptarla implica perder el control sobre los sistemas educativos de los estados que controla.
Una de sus formas de lucha es dejar sin clases a los niños; otra, establecer plantones que asfixian la actividad económica.
Las medidas cautelares respaldan ahora estos plantones. Los daños a terceros nada importan a la CNDH. El derecho a la protesta permite violar los derechos de los demás.
En las últimas semanas la policía en la Ciudad de México ha impedido a los manifestantes de la CNTE llegar al Zócalo, donde se lleva a cabo la Feria de las Culturas Amigas, o al monumento a la Revolución. Cuando la CNTE puso su plantón en avenida Bucareli, las autoridades “persuadieron” a los líderes de mudarse primero a la plaza de Santo Domingo y después a la Ciudadela, aunque luego fueron también forzados a salir de ahí.
Las medidas cautelares de la CNDH, sin embargo, cambian las reglas del juego. Por eso la CNTE se ha establecido nuevamente en la Ciudadela. Y cuidado porque puede hacerlo donde quiera. Para la CNDH quienes protestan tienen derechos superiores a los demás.
Linchamientos
La CNDH emitió este 27 de mayo un comunicado en el que deplora los linchamientos de Teotihuacan. No reconoce, empero, que los linchamientos son producto de la frustración de quienes piensan que la CNDH y los jueces están promoviendo la impunidad.
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-05-26 Suscripciones Ediciones Anteriores