Coatzacoalcos Jóvenes de ‘La Promesa’ piden apoyo de ciudadanía
Coatzacoalcos, Ver.: ALEJANDRO RODRÍGUEZ Cruz, director de ‘La Promesa’, Drogadictos Anónimos A.C. / Ana Isabel Cruz Hernández

Ana Isabel Cruz Hernández
Coatzacoalcos, Ver. / 2018-01-12

Jóvenes del Centro de Drogadictos Anónimos ‘La Promesa’, piden a la ciudadanía de Coatzacoalcos seguir comprando las empanaditas que ellos elaboran, ya que de esta manera es como recaudan fondos para seguir sobreviviendo en lo que están en su terapia de recuperación contra sus adicciones.

El 80% de los ingresos que generan la venta de las empanadas rellenas de queso Philadelphia, son utilizados para solventar los gastos de los jóvenes que viven dentro del centro ‘La Promesa’, ubicado en la colonia Rancho Alegre 1, a un costado de la clínica de IMSS.

El director Alejandro Rodríguez Cruz mencionó a Imagen del Golfo que dos veces a la semana, entre cinco y seis jóvenes son los que elaboran el producto en la panadería y que su producción oscila entre mil 200 piezas de empanadas que venden afuera de las iglesias y algunos otros puntos de la ciudad y con eso sostienen en gran parte los gastos del centro de rehabilitación.

Dentro del programa de rehabilitación se emplea la terapia de los ‘12 pasos’ conocida mundialmente por realizar sesiones de hora y media donde las personas transmiten sus experiencias y el motivo que los llevó a caer en el mundo de las drogas, en el albergue reciben y se han recuperado personas de todos los ámbitos sociales, la mayoría vienen de familias desintegradas, dijo Alejandro Rodríguez Cruz, quien tiene dos años al frente del albergue ‘La Promesa’.

“La experiencia nos ha enseñado que este problema llamado drogadicción no respeta edad, ni condición social, de hecho ‘Drogadictos Anónimos’ es una asociación civil, que está legalmente constituida y hay 37 centros distribuidos en la República Mexicana y en los Estados Unidos y son exclusivamente para infantes y adolescentes y uno para mujeres solamente en León, Guanajuato; a nosotros nos avala el Consejo Nacional para las Adiciones”, señaló Rodríguez Cruz.

“En estos momento son 25 personas entre 18 y 21 años los que están aquí, nos regimos de acuerdo a la norma 028 de la Secretaría de Salud, todos son recibidos de manera libre y voluntaria para que reciban el programa y la terapia de recuperación que dura tres meses, después de ese periodo la personas deciden si continúan, o están listos para salir a reintegrarse a la sociedad”, explicó el director.

Dentro del centro de rehabilitación hay normas de puertas abiertas, donde el joven transita libremente por las instalaciones, realiza actividades físicas, deportes, cocinan, lavan sus ropas, limpian los espacios, en este lugar no se les aplica ningún método de violencia, lo más importante es que ellos decidan cambiar su vida, en el programa se les inculca valores y amor por ellos mismos.

“Los golpes y la violencia en los enfermos adictos no funciona, lo que a nosotros nos ha dado resultados es la buena voluntad, demostrándoles con hechos que no están solos, que pueden cambiar y dejar la drogas, quien tenga este problema acuda con la confianza que nosotros los vamos ayudar a rehabilitar a su familiar, con el dolor humano no se lucra, se trabaja”, indicó.

Edición Impresa
Coatzacoalcos 2018-07-21

Ediciones Anteriores

Suscríbete