Xalapa
Veracruz, tercera entidad con las peores cárceles del país: CNDH
Xalapa | 2019-11-08 | Jesús Ruiz
/ AMATLAN

Cárceles veracruzanas con “autogobierno”, extorsiones y cobros ilegales, 40 menores viviendo en prisiones con sus madres reclusas, así como condiciones de hacinamiento y sobrepoblación, son algunos de los problemas del sistema penitenciario en Veracruz.

Esto según los datos del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 a CERESOS, CEFERESOS y Prisiones Militares elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Dicho órgano nacional estableció que ya con el gobierno de Cuitláhuac García, Veracruz sigue siendo la tercera entidad en el país con las peores prisiones con una calificación de 5.94, antecedido por Guerrero y Tamaulipas con calificaciones de 5.92 y 5.38, respectivamente.

En el polo opuesto, a nivel nacional fueron cuatro estados los que alcanzaron una calificación mayor a 8 en escala de 10, siendo Querétaro con 8.22, Tlaxcala con 8.07, Coahuila con 8.03 y Guanajuato, con 8.01, los que tienen las prisiones mejor reguladas.

El Centro de Reinserción local peor evaluado fue el de Poza Rica, con 5.15 de calificación; seguido por el de Coatzacoalcos, con 5.84; Tuxpan, con 5.87 y Acayucan con 5.95; es decir que todos estos están reprobados por la CNDH.

En algunos hay condiciones de autogobierno y casos de extorsiones, así como cobro de cuotas tanto a reos como sus familiares.

El de Pacho Viejo, en Xalapa, obtuvo una calificación de 6.09; Papantla 6.23 y el Centro de Reinserción Social de Amatlán 6.42.

En estos penales se detectó sobrepoblación, falta de programas para prevención y atención de incidentes violentos, deficientes condiciones materiales e higiene para alojar a los reos, así como deficiente separación entre procesados y sentenciados.

También se descubrió deficiente separación entre hombres y mujeres en los casos de cárceles mixtas, insuficiencia o inexistencia de actividades educativas, laborales y de capacitación, hacinamiento, personal de custodia insuficiente, presencia de actividades ilícitas y de cobros, como extorsión y sobornos, entre otros rubros negativos.

La CNDH destaca el caso del Centro estatal de Poza Rica, al estar entre los 10 peores del país ocupando la posición número 8, alertando que en dicha cárcel y en la de Tuxpan los internos realizan o participan en actividades propias de la autoridad, es decir, hay condiciones de autogobierno o cogobierno.

Además, el de Poza Rica también destaca por tener sobrepoblación, junto con el penal de Amatlán.

En cuanto a los CEFERESOS o prisiones federales la calificación nacional promedio fue de 7.53, y en el caso del instalado en Villa Aldama, Veracruz, obtuvo un promedio de 6.54, una de las más bajas de México.

De esta forma el CEFERESO número 5 es el segundo con peor promedio del país, solo detrás del de Durango, que obtuvo una calificación de 6.37.

El informe deja en evidencia que Veracruz carece de una prisión femenil y en cuanto a sus centros mixtos también generaron pésimos resultados en la evaluación de la CNDH.

El peor calificado es el de Poza Rica de Hidalgo con 5.15, seguido de Coatzacoalcos con 5.84, el de Tuxpan con 5.87 y Acayucan con 5.95; todos reprobados.

Aprobando por poco se encuentra el de Amatlán con 6.42 de calificación, Pacho Viejo con 6.09 y Papantla con 6.23.

La CNDH detectó a 40 menores de edad viviendo con sus madres en las cárceles de Veracruz; 13 menores se encuentran en el personal de Amatlán, uno en Acayucan, tres en Pacho Viejo, 19 en Coatzacoalcos, tres en Poza Rica y uno en Tuxpan.

De esta manera Veracruz es la segunda entidad con mujeres presas con hijas e hijos que viven en las cárceles donde purgan sus condenas. En la Ciudad de México, que ocupar el primer lugar, hay 56 casos y en Guerrero, el tercer lugar, hay 31 casos.

En cuanto a desórdenes en las prisiones la mayor incidencia fue en Puebla, con 358 casos; Michoacán con 183, Veracruz con 40, Nuevo León con 37, Aguascalientes con 34 y Sonora con 21, pero las cárceles veracruzanas no destacan por riñas, motines o casos de abusos en el año en curso.

Se han registrado nueve quejas por parte de la CNDH en las cárceles de Veracruz, aunque no hay ningún caso de homicidio doloso, culposo, suicidio, riñas, motines, desórdenes y abusos en la entidad.

En cuanto a quejas ante organismos locales de protección de derechos humanos relacionadas con el sistema penitenciario en la entidad, suman 36.

En el caso del CEFERESO 5 federal de Villa Aldama se registraron 18 riñas y un desorden, por los que se abrieron incidentes y quejas que quedaron registrados por la Comisión Nacional.

Finalmente respecto a las quejas interpuestas ante la CNDH relativas al Programa Penitenciario se presentaron cinco en Veracruz, siendo el tercer estado con más registros después de Coahuila con 58 y Nayarit con 15, resolviéndose una hasta la fecha en Veracruz.

 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018