Policiaca
Congregación de Sayula sigue siendo amedrentada por el Ejército
Sayula de Alemán | 2019-05-20 | Staff Imagen del Golfo
Soldados del ejército mexicano irrumpieron por vía terrestre y aérea en la congregación de Almagres, en el municipio de Sayula de Alemán, tomando fotografías de casas, autos y personas que estaban en el interior de algunas viviendas. / MILITARES

Mientras un helicóptero volaba a baja altura, sorprendiendo con el enorme ruido que ocasiona; elementos de infantería del ejército mexicano cruzaban calles y callejones buscando a quien sabe quién en Almagres, congregación de este municipio; pero lo mismo revisaban y tomaban fotos hacia el interior de las viviendas, vehículos y personas, hasta llegar a una casa ubicada en el barrio la Sección, donde exigieron a un menor de edad, abrir la puerta porque iban a ingresar.

El menor, apuntado por el rifle de un soldado y otros mirándolo, ingresaron a la vivienda y ahí solo encontraron acostada a un adulto mayor. Una mujer enferma a quien también la revisaron, pero no localizaron nada.

Desde temprano, la presencia del ejército mexicano se hizo notar en Almagres, lugar que ha sido asediado en las últimas semanas por las fuerzas federales que se meten a las viviendas sin orden de cateo, pero tampoco sin informar oficialmente el motivo de los allanamientos ilegales.

El temor de la población no es a la detención de delincuentes, es hacia los abusos que se pudieran cometer hacia los ciudadanos en busca de lograr resultados en su lucha contra la inseguridad, como el ocurrido el año pasado, en que los soldados dispararon a un albañil que se encontraba cerca de una vivienda que estaba siendo cateada sin orden. El albañil nunca pudo obtener justicia y quedó lisiado a la fecha. Este lunes, el susto lo vivió el menor de edad y su abuela, sin saber el motivo por el cual su cada fue revisada en forma violenta.

Margarita Patricio Morales, agente municipal de Almagres, dijo este lunes no estar en contra de la presencia de los militares en la comunidad, pero si, de los abusos y la intimidación que hacen hacia los ciudadanos, pues con sus armas apuntan hacia el interior de las casas, a cuyos moradores les toman fotografías así como a sus bienes y vehículos.

Almagres es una tierra productora de ganadero, leche y queso, dijo, y no se entiende el motivo por el cual los allanamientos ilegales están siendo cada vez más constantes, lo que genera preocupación entre la población, como este lunes, en que varios padres acudieron por sus hijos a las escuelas antes de tiempo y al ver como el helicóptero militar cada vez volaba más bajo, con un arma apuntando hacia el suelo, como si tuviera la intención de atacar hacia los ciudadanos.

Patricio Morales, cuyo rancho ha sido revisado en varias ocasiones sin autorización legal alguna, dijo que hasta el momento solo han sido los abusos militares los que ha habido porque decomisos o aseguramientos de algo ilícito, desde hace varios meses nada se sabe. Incluso, afirmó, desde que ella tomó posesión, Almagres vive en paz y sin problemas que antes ocurrían.

“Yo no sé qué tanto buscan en Almagres. Ya se metieron a varias casas, ya se metieron hasta en mi rancho, y nada, no han encontrado nada, solo vienen empiezan a revisar las casas y apuntando con sus armas a la gente, pero de ahí ya nada, solo están asuntando a mi gente, a las familias, en una de esas, vamos a tener que suspender las clases y guardarnos en las casas para evitar cualquier cosa” expresó la autoridad local, quien afirmó que de nada han servido las quejas ante la 29 zona militar y la denuncia que presentó por el allanamiento ilegal a su vivienda.

Los soldados, en varias patrullas militares y con un helicóptero tomaron calles de la población, revisaron nuevamente algunas viviendas y tomaron fotografías de los vehículos estacionados o dentro de los estacionamientos, así como a quienes se encontraban cerca de ellos o dentro de las casas.

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018