Nacional
Senado concederá la Medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra de Piedra
Ciudad de México | 2019-10-08 | El Economista
/ RIBARRA/ Agencias

La Comisión de la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República anunció este martes que por decisión unánime, la máxima condecoración de esta cámara para ciudadanos eminentes le será otorgada a la política y activista coahuilense, Rosario Ibarra de Piedra.

"Se confiere la Medalla de Honor Belisario Domínguez, correspondiente al año 2019, a la ciudadana Rosario Ibarra de Piedra por su incansable lucha y activismo de más de cuatro décadas en favor de los presos, desaparecidos y exiliados políticos. El Senado de la República reconoce en ella toda una vida dedicada a luchar para dar voz a los que no la tienen y exigir justicia por los que ya no pueden hacerlo, así también, la profunda convicción que siempre ha tenido para lograr que en nuestro país se reconozcan a plenitud los derechos humanos", dijo en conferencia la senadora Jesusa Rodríguez, secretaria de la mencionada comisión.

La decisión responde a la identificación entre los ideales del médico y político mexicano, cuyo nombre lleva esta presea, y la trayectoria que Rosario Ibarra de Piedra "ha realizado siempre de manera incansable, para lograr tener un México que ya no padezca el dolor de miles de familias en la búsqueda de sus desaparecidos, tragedia de vida que la une con miles de madres mexicanas".

 

¿Quién es Rosario Ibarra de Piedra? 

Comenzó su andar en el activismo a partir de la desaparición de su hijo, el disidente y estudiante de Medicina, Jesús Piedra Ibarra, quien fuera acusado de ser integrante de la Liga Comunista 23 de septiembre. El 18 de abril de 1975 Jesús Piedra fue detenido y raptado en Monterrey, Nuevo León, por integrantes de la Dirección Federal de Seguridad de la capital neoleonesa.

Rosario Ibarra dedicó años a la búsqueda de su hijo y a demandar información sobre su paradero en distintas instituciones de gobierno sin obtener información alguna, hasta la fecha. A partir de esta lucha, Ibarra de Piedra fundó, el 17 de abril de 1977, el Comité ¡Eureka!, para ayudar a otras madres y familiares en la búsqueda de las víctimas de desapariciones ordenadas por el Estado mexicano en las décadas de los años 60 y 70, durante los sexenios de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría.

Desde entonces, el activismo de Rosario Ibarra de Piedra, ha sido ininterrumpido. Protagonizó distintas huelgas de hambre a finales de los 70 para exigir amnistía para los presos políticos y se integró a la Federación Latinoamericana de Asociaciones Familiares de Detenidos-Desaparecidos, fundada a principios de los 80.

Fue candidata a la presidencia de la República en 1982 y 1988 por el que fuera el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), con lo cual fue la primera mujer aspirante al cargo máximo en el país. Junto con Cuauhtémoc Cárdenas y Manuel Clouthier formó parte de un frente de protesta contra la victoria por la Presidencia de Carlos Salinas de Gortari, a quien acusaron de fraude electoral.

En los recientes años, se ha sumado a distintas luchas sociales. Fue parte de las voces que exigieron el esclarecimiento de los casos de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez y los asesinatos de indígenas en Chiapas y Guerrero a finales de los años 90.

Ha sido candidata al Premio Nobel de la Paz en cuatro ocasiones: 1986, 1987, 1989 y 2006.

En 2012 inauguró el Museo Casa de la Memoria Indómita, dedicado a las víctimas de desaparición forzada en el país.

La Medalla Belisario Domínguez se le entregará a la activista de 92 años de edad el próximo miércoles 23 de octubre en la antigua sede del Senado, en la calle de Xicoténcatl, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Se espera que esté presente el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

 

CON INFORMACIÓN DE:

El Economista

 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018