Deportivas
AMLO lanzará la primera bola en el nuevo estadio de Diablos Rojos
Ciudad de México | 2019-02-12 | La Jornada
Ernesto Prieto / Othón Díaz

Casi 80 años pasaron para que los Diablos Rojos estrenaran su propia casa. Un estadio majestuoso que consideran será el mejor para jugar beisbol fuera de Estados Unidos. A poco más de un mes para su apertura, el presidente del equipo escarlata, Othón Díaz, anticipa que este deporte resurgirá y vivirá una época dorada.

La pasión por el beisbol declarada de manera abierta por el presidente Andrés Manuel López Obrador le ha dado un impulso y una visibilidad que carecía, reconoce el directivo de los Diablos.

La fecha para inaugurar el inmueble en la Magdalena Mixhuca es el 23 de marzo, de manera tentativa, y la primera bola será lanzada por López Obrador.

El señor Presidente se comprometió a hacerlo, cuenta Díaz durante la revelación del billete del Sorteo Mayor de la Lotería Nacional, alusivo al nuevo estadio de los Diablos, a realizarse el 26 de febrero de 2019.

El equipo de López Obrador sugirió el 23 de marzo tentativamente. Hay que ajustar detalles, pero nos encantaría que sea en esa fecha, agrega; el Presidente se ha involucrado muchísimo en impulsar el beisbol; ya el hecho de que se hable de nuestro deporte ayuda muchísimo. El interés por el beisbol está resurgiendo, con este estadio no sólo se beneficia a Diablos, sino para que vivamos una nueva época del beisbol mexicano.

Desde que desapareció el Parque del Seguro Social en Viaducto en el año 2000, la nostalgia por el diamante parecía un asunto de gente mayor. Con la construcción del moderno estadio de beisbol, los Diablos Rojos auguran una época con nuevas generaciones aficionadas a la pelota.

Queremos que con este estadio regresen esos aficionados que se perdieron en los cambios de sede, dice Díaz; no sólo los que se perdieron, sino además queremos generar una nueva afición.

La capacidad del estadio será de 21 mil asistentes, pero podría disminuir según algunas modificaciones en las que trabajan en este momento para la mejor visión del diamante.

El agua será captada de lluvia, con todo un sistema para recuperarla, explica; el agua residual de los baños será tratada, también tiene un sistema para minimizar el gasto de energía eléctrica, y hay un proyecto de reforestación importante alrededor del estadio.

La inversión original de mil 700 millones de pesos creció más del doble –dice Díaz– e involucró el trabajo de más de mil personas para consolidar un estadio de primera clase.

Creo que sí viene una época dorada para el beisbol mexicano, anticipa; pero dependerá de nosotros, que demos espectáculos atractivos, porque independientemente del apoyo que dé el Presidente, debemos garantizar que esa experiencia que vivan los aficionados sea una invitación a volver; las menciones del presidente López Obrador claro que nos impulsa, pero será nuestra responsabilidad consolidarlo y el nuevo estadio ayudará bastante.

 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018