Deportivas
Brady y los Patriotas logran su sexto Supertazón
Atlanta | 2019-02-04 | La Jornada
Brady / Nueva Inglaterra venció 13-3 a los Carneros de Los Ángeles

La dinastía de Nueva Inglaterra se confirmó al ganar su sexto Supertazón en la NFL tras superar 13-3 a Carneros de Los Ángeles, el marcador más bajo de estas finales que quedará para la historia. Tom Brady consiguió poner el toque de suspenso hasta el último momento con un pase a Rob Gronkowski y el acarreo de Sony Michel para llevar a la gloria a los Patriotas.

El mariscal despertó en el último cuarto, a siete minutos de la conclusión. Era una caja registradora y su fría mirada se depositó en el gigantón Gronkowski, quien hizo la recepción de forma extraordinaria y puso a su equipo en la yarda dos de Carneros.

Ese brevísimo acarreo lo completó Sony Michel para romper el empate 3-3 con la única anotación del partido. Los jugadores festejaron y ansiosos consumían tiempo para que terminara el angustioso encuentro, que tuvo momentos de tedio en el Mercedes-Benz Stadium.

La anotación puso a Carneros a sufrir más de lo debido y el estado anímico se vino todavía más abajo cuando Robert Woods no logró controlar el pase de Jared Goff en la zona de anotación. Después vino la intercepción de Stephon Gilmore que los aniquiló.

El encuentro cerró con los pateadores. Stephen Gostkowski, de Pats, hizo bueno su gol de campo de 41 yardas (13-3), y luego Greg Zuerlein, de Carneros, erró el suyo de 48.

Brady, el legendario mariscal de campo de 41 años, se convierte en el jugador más exitoso de todos los tiempos. En la edición 53, el hombre récord culminó con 262 yardas y una intercepción, con el gusto de ceñirse la corona por sexta vez, con un equipo que terminó con 407 yardas e igualó a Pittsburgh como los máximos ganadores de la NFL.

Goff sumó 229 yardas y una intercepción sin poder levantar el trofeo Vince Lombardi a sus 24 años, la misma edad que tenía Brady cuando ganó su primer anillo, pero a los Carneros de San Luis.

Bill Belichick también escribe su nombre en el libro histórico de registros al ser el máximo ganador en este tipo de certámenes.

El marcador 13-3 supera el registro que tenían los Delfines de Miami 14-7 sobre Washington en 1973 en la edición seis.

Batalla de defensivas

El primer cuarto dio los primeros signos de una batalla de defensivas. Brady fue interceptado por Cory Littleton para dejar una marca negativa en su carrera, y cuando se pensaba que los Pats inaugurarían el marcador, el pateador Stephen Gostkowski, de gran experiencia, cometió la pifia con el gol de campo de 46 yardas que no pudo concretar y el balón salió por el lado izquierdo.

Belichick, contrario a su costumbre, pidió dos tiempos fuera para tratar de despertar a su equipo. La afición celebraba con los Carneros cada vez que tocaban el balón y aplaudía las acciones defensivas que limitaban el avance de Nueva Inglaterra.

En el segundo episodio, los dos mariscales se afanaban en buscar a sus mejores jugadores para tratar de romper el cero. Vino la oportunidad nuevamente para Gostkowski y no falló al conectar el gol de campo de 42 yardas para dar los tres primeros puntos a Patriotas.

La visión de Brady de conseguir la anotación con Gronkowski, Julian Edelman (el jugador más valioso) y Chris Hogan eran nulificadas por la defensiva de los angelinos.

Igual se notaba con Carneros, pues tampoco Goff lograba la concentración para enviar pases a Todd Gurley II ni a Josh Reynolds. Tanto él como Brady fueron capturados, pero el mariscal californiano fue sacudido dos veces por los defensivos Kyle Van Noy y Dont’a Hightower.

En los primeros minutos del tercer cuarto Nueva Inglaterra sufrió la baja de Patrick Chung. Estaba tendido en el suelo, recibió atención médica y se levantó para abandonar el terreno de juego con el brazo derecho inmovilizado.

Avances cortos de ambos conjuntos frenados por sus murallas humanas. Una patada de despeje de Johnny Hooker, de 65 yardas, impuso una marca de Supertazón para los Carneros.

Goff intentó conectarse con Brandin Cooks y Robert Woods. Los Carneros pisaron terreno enemigo.

Un pase profundo del mariscal angelino se dirigió al centro de la zona de anotación y al momento que Cooks levantó los brazos para recibir el balón, Jason McCourty le asestó un fuerte golpe que impidió la anotación.

La defensiva de los Patriotas hizo otra importante captura y Goff sucumbió por tercera ocasión. Hightower, convertido en un cazador de cabezas, frenó la ofensiva de los Carneros, que pusieron en Zuerlein su esperanza y el pateador empató el encuentro (3-3) con gol de campo de 53 yardas para dejar lo mejor para el último periodo.

 
 

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018