Coatzacoalcos - Minatitlán - Sur
Mario Zepeda, a 25 años de cobertura del levantamiento del EZLN
Coatzacoalcos | 2019-02-10 | Heder López Cabrera

De los 40 años que cumplirá Diario del Istmo, los últimos 30 son un ‘matrimonio’ con Mario Zepeda Díaz de la Vega, actual jefe de Corresponsalía en Minatitlán, quien cubrió uno de varios sucesos periodísticos que marcaron la historia del país y en el que esta casa editorial fue la primera del estado: la irrupción del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

En una charla amena, en lo que fuera el Departamento de Marketing y ahora es la cabina del área digital, ‘Don Mario’, como la mayoría le dicen por respeto, detalló que ante la magnitud de este suceso se tomó una rápida decisión la tarde del 1 de enero de 1994, por lo que para esa noche, él junto al reportero Manuel Carrillo, se irían a Ocosingo, Chiapas, donde por casi tres meses dieron cobertura a este hecho histórico.

“Entramos a Ocosingo a las siete de la mañana el 2 de enero, un lugar en donde aún a esas horas se escuchaban los disparos, se veían los muertos tanto de un bando como de otro, nos tocó presenciar a través de las cámaras, ojos, oídos, plumas y libretas en que se documentaba todo, a personas con vida y que al regreso los encontrábamos fallecidos… estuvimos del día 2 (de enero) hasta el 12 de marzo, todo ese tiempo se estuvo mandando la información que nuestros lectores nos requerían”, comentó Zepeda Díaz de la Vega.

Y es que para ese entonces Diario del Istmo, a través de su reportero y fotógrafo, jamás se hizo pequeño, estuvo hombro a hombro junto a corresponsales de guerra tanto de medios nacionales, como internacionales, al grado que después de las imágenes capturadas por Mario Zepeda, otros periódicos estatales hicieron presencia en el conflicto armado.

“No era fácil para un periódico de provincia tener la oportunidad de ir a algunos eventos, era la aventura… hacía la función de fotógrafo, pero también escribía algunos temas… es una experiencia que la tienes que ir tomando al paso… uno de los problemas era el cerco informativo que dio el gobierno, una vez llegando a San Cristóbal no salías, ¿por qué’ porque no permitían que te dieras cuentas de tantas cosas que ocurrían de tantas cosas y tantas atrocidades que se daban en las matanzas cercanas a San Cristóbal, al Corralito, Chiapas, y que se quedó documentó en las páginas del Diario del Istmo la emboscada que le hizo el Ejército Zapatista a los soldados”, relató.

Una de las publicaciones más emblemáticas de Mario Zepeda llegaría cuando deciden burlar el cerco informativo, caminar junto a un campesino por algunas veredas y observar el intercambio de balazos, por lo cual los soldados tuvieron que resguardarlos cerca de los tanques, es así como a él llega la oportunidad de capturar una imagen por demás controversial, pero periodísticamente valiosa para demostrar la magnitud del hecho, un perro comiendo parte del cadáver de un elemento castrense.

“El 6 de enero de 1994, sobre El Corralito, íbamos sobre una caravana y de repente un camarógrafo dice: ‘oye, mira, parece que un perro se está comiendo unos huesos’, pero no le dieron importancia; mi compañero Manuel Carrillo y yo, junto con un reportero de El Mañana de Reynosa, decidimos tratar de localizar al perro, como a dos kilómetros delante de la curva, efectivamente, nos encontramos con esta imagen”, detalló.

Dicha fotografía le valió a Mario Zepeda ser buscado por corresponsales internacionales para comprársela, debido que al verla publicada en primera plana por Diario del Istmo, ésta era una pieza clave para revelar la situación, fue así como la imagen y la portada dieron la vuelta al mundo.

“Esta portada fue tomada por la televisión de Estados Unidos, por la televisión alemana, por la televisión de otros países… otro de los casos muy duros es cuando se empiezan a descubrir las fosas clandestinas, en un momento dado se dio a conocer, porque aparecían 18 cadáveres en Ocosingo”, dijo Mario Zepeda mostrando con orgullo las diversas fotos y portadas de Diario del Istmo durante esa etapa histórica.

Mario Zepeda ha pasado la transición de lo análogo a lo digital, de revelar fotos en un cuarto oscuro a obtenerlas en un click del celular, de mandar la información por fax a hacerlo vía correo electrónico o servidores FTP, de lo impreso al tiempo real.

“Diario del Istmo siempre ha hablado con mucha pluralidad, le ha dado voz a todos los lectores, ha sido siempre un pionero al decir: ‘tu voz en libertad’, me siento muy orgulloso de pertenecer a Diario del Istmo… me llena de orgullo saber que entre Diario del Istmo y yo existe un matrimonio de 30 años… los invito a que nos lean, tenemos nuestros impresos y plataformas digitales, los invito a que nos sigan”, puntualizó Mario Zepeda.

/ M. ZEPEDA
 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018