Córdoba - Orizaba - Centro
Despiden familiares a jóvenes asesinados por policías en Orizaba
Orizaba | 2018-11-03 | Nora Gabriela Lira
/ MISA

En medio de aplausos, gritos de justicia y entonando música con mariachi, los hermanos Ernesto y Román Pérez González recibieron cristiana sepultura. Previamente familiares y amigos realizaron una misa de cuerpo presente.

Por la mañana, los féretros fueron llevados a la iglesia de Santa María de Guadalupe La Concordia, la cual lució llena al volcarse familiares y amigos a acompañar a los deudos.

Junto a los ataúdes permanecieron de pie el profesor Román Pérez Martínez y su esposa, Luz María González, así como los familiares más cercanos, entre ellos la viuda de su hijo Ernesto y su pequeño hijo de ocho años.

Ahí, el sacerdote que ofició la misa invitó a la familia a recordar que este es sólo un hasta luego, no un adiós, pues más adelante todos se reunirán en la casa del Señor, donde no hay dolor.

Los invitó a que en sus corazones no quede el rencor por lo sucedido.

Al término de la ceremonia, el cortejo fúnebre partió hacia el cementerio municipal Juan de la Luz Enríquez, acompañados por un mariachi con el que los familiares quisieron despedir a sus seres queridos.

A su llegada al cementerio, los gritos de “justicia” y “fuera Herebia” no se hicieron esperar, así como un prolongado aplauso.

La familia y amigos de Ernesto y Román Pérez González se emocionaron hasta las lágrimas cuando su padre pidió que le cantaran “Como quien pierde una estrella” y “El aventurero”, canciones que eran las preferidas de sus hijos.

En medio del llanto de la mayoría de los presentes, los jóvenes profesionistas recibieron el último adiós.

 

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018